A este SIC puntero del Top 12 no hay clima ni escolta que lo dobleguen: defiende y gana

No pasarás: Montero experimenta cuán infranqueable es la defensa del SIC, corporizada por Rizzato y Daireaux
No pasarás: Montero experimenta cuán infranqueable es la defensa del SIC, corporizada por Rizzato y Daireaux Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Gonzalo Capozzolo
(0)
29 de junio de 2019  • 21:28

El duelo entre el puntero y el escolta tuvo un final a la altura de las circunstancias. Faltaban menos de dos minutos para que se terminara el encuentro y Pucará, por primera vez en el segundo tiempo, se encontraba a pocos metros del in-goal ajeno. Pero la defensa del SIC era infranqueable. Lanzados en ataque, los visitantes chocaban una vez y otra contra la pared. La situación se repitió, una fase tras otra, hasta que cambió. Pudo ser un tackle, el cansancio o esa molesta garúa presente durante todo el partido lo que provocó el knock-on de un hombre de Pucará. Scrum, patada al fondo y a empezar de nuevo. Un nuevo intento, un nuevo error y el partido se terminó.

Una defensa como la que viene mostrando el SIC merecía un final así, que la hiciera lucirse. Posiblemente el transcurso del juego no fue justo con estos equipos, pero el cierre no defraudó. La llovizna, la humedad y el viento no permitieron que el SIC y Pucará desarrollaran el rugby que los llevó a los primeros puestos del Top 12 de la URBA. El 11-6 final favorable al SIC es, de hecho, el tanteador más bajo en lo que va del torneo.

Fue un partido incómodo de jugar para los dos, porque el clima no les dejó hacer circular la pelota. Por caso, ninguno logró lanzar su juego a partir de las formaciones fijas. Mientras que en el scrum las pelotas salieron sucias o el árbitro penalizó con free-kicks, en el line-out quien lanzó por lo general terminó perdiendo el balón. En ese contexto, el pie de Germán Klubus, en dos ocasiones, y el de Joaquín Lamas, en una, establecieron el 6-3 parcial que teníía arriba al visitante.

"Estaba muy difícil para jugar y la barranca y el viento fueron factores muy importantes. En el primer tiempo nos arrinconaron, pero en los momentos difíciles nos mantuvimos en partido. Nos fuimos perdiendo por poco el primer tiempo, pero con ellos siendo superiores. Sabíamos que el segundo era nuestra oportunidad de hacer que salieran jugando atrás y se equivocaran, y eso al final nos dio resultado", explicó Lamas.

Puede que la circunstancia del partido lo haya pedido, pero a esta altura ya es una costumbre que el SIC edifique sus triunfos a partir de la defensa. Enarbolado en nom-bres propios, como los de Andrea Panzarini, Tomás Meyrelles y Carlos Pirán, salió en la segunda mitad decidido a llevarse por delante al adversario y prevaleció en los break-downs, lo que le dio la oportunidad de generar algo de juego en un desarrollo tan trabado.

Santos Rubio tackleado por Germán Klubus; SIC fue superior y ahora le lleva 9 puntos de ventaja a Pucará
Santos Rubio tackleado por Germán Klubus; SIC fue superior y ahora le lleva 9 puntos de ventaja a Pucará Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Antes de cumplirse 10 minutos logró el único try del partido, mediante Marcos Borghi, tras un quiebre de Mateo Madero, que asistió al segunda línea para que apoyara en la bandera. Curiosamente fue justo en el lapso en que el local tenía 14 jugadores, producto de una tarjeta amarilla a Marcos Gatica. Como contra Alumni, su bandera fue la defensa pero quedó en el debe la conducta. El pilar fue amonestado sobre el final de la etapa inicial por haber soltado en el aire durante un tackle a Santiago Pardal; una imprudencia que deberá evitar en el futuro.

La derrota de hace dos fechas frente a Hindú marcó un antes y un después para el SIC. Fue una caída dolorosa, ya que pudo cerrar el triunfo y lo dejó escapar. Luego, en las últimas dos fechas, recibió apenas un try de Alumni y dos penales de Pucará. "Creo que la base de todo equipo es la defensa, que siempre fue nuestro pilar. Contra Hindú habíamos quedado en deuda y lo sentimos; nos sirvió como alerta", sostuvo el capitán Borghi. "Con una buena defensa se desmotiva al rival. Si no te pasa, termina cayéndose mentalmente", añadió Meyrelles.

Al igual que el SIC, Pucará tuvo problemas para manejar la pelota. Encima, Manuel Montero, que venía siendo de los mejores, no prevaleció. A eso hay que sumar que Julián Domínguez y Lucas Santa Cruz no estuvieron disponibles, ya que se sumaron a Jaguares XV para disputar la Currie Cup en Sudáfrica.

El SIC no solamente cortó una racha de siete años sin ganarle como local a Pucará, sino que además extendió su ventaja en la cima a 9 puntos, sobre el mismo conjunto. Tras la derrota a manos de Hindú, los zanjeros se sacaron de encima con solvencia al último campeón (Alumni) y al actual escolta. Ahora tendrán un compromiso a priori más sencillo cuando visiten a Rosario. Y Pucará no la tendrá fácil: recibirá a Newman, que viene de superar a Hindú, marcha cuarto y ostenta un invicto de nueve partidos (ocho victorias y un empate).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.