A la fuerza, el SIC derrotó al campeón y se anota entre los favoritos del Top 12

Los forwards zanjeros fueron superiores a los de Alumni.
Los forwards zanjeros fueron superiores a los de Alumni. Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Alejo Miranda
(0)
16 de marzo de 2019  • 21:52

Solamente con la chapa, al SIC le alcanza para empezar cada temporada como favorito para estar en las instancias finales. Ayer, además, resaltó esta condición con una actuación sólida, fiel a su estilo, para derrotar a Alumni, el campeón.

En su cancha de Boulogne, el SIC inició el Top 12 de la URBA con un 27-15 sobre el defensor del título. Un tanteador más holgado en relación con el juego que desplegó cada equipo, pero que refleja cabalmente la mayor personalidad del local para definir en los últimos 15 minutos.

Todo lo que tuvo de emocionante el encuentro en los minutos finales le faltó de entretenido. En parte, porque en la primera fecha suele ocurrir que los equipos están faltos de ritmo. También, porque Alumni pocas veces logró tomar inercia para dar vuelo a su backs (aunque cuando lo hizo marcó tres tries). Pero fundamentalmente, porque el SIC se vio cómodo en esa batalla de forwards, dominando las formaciones fijas, imponiéndose con la defensa y capitalizando al máximo cada ataque. El ADN zanjero, ni más ni menos.

"Sabíamos que contra el campeón iba a ser un partido muy duro, y que por ser el primero de la temporada iba a salir un partido desordenado. Por eso nos propusimos imponernos a partir del rigor físico y mantener la cabeza fría en los momentos cruciales", explicó Mateo Madero, el autor del try que empezó a liquidar el resultado.

Alumni se había recuperado de un opaco primer tiempo a partir del ingreso de Santiago Montagner y pasó de estar 5-13 a ganar por 15-13 en una ráfaga de cinco minutos. El tercera línea volvió luego de una ausencia de 10 meses por una lesión en una rodilla y tuvo dos participaciones decisivas en las jugadas de esos tries, brillantemente resueltos por los tres cuartos.

Sin embargo, en los últimos 15 minutos el SIC volvió a las bases y resolvió el compromiso de manera simple. Penal en el medio de la cancha, line-out, maul, pick-and-go. Con esa fórmula llegó dos veces más al in-goal. En el primero tuvo que sacar la pelota a la punta y Madero definió contra la bandera. En el segundo, le bastó el percutir de los delanteros.

"Sabíamos que éramos superiores y que podíamos remontar el partido. Lo hicimos gracias al trabajo de los forwards, que ganaron la batalla en los últimos 15 minutos", continuó Madero.

Mateo Madero, figura en la tarde de Boulogne y representante de la nueva camada del SIC.
Mateo Madero, figura en la tarde de Boulogne y representante de la nueva camada del SIC. Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Hermano menor de Benjamín e hijo de Rafael, dos expumas, Mateo Madero es uno de los jóvenes del SIC que representan un recambio y que, luego del año de transición que resultó 2018, parecen listos para devolver al equipo a los puestos de privilegio. Lo mismo se puede decir del otro wing, Tiago Romero Basco; del tercera línea Alejandro Daireaux y del apertura Joaquín Lamas, de buena actuación ayer.

En la efectividad frente a los palos que mostraron ambos números 10 estuvo una de las diferencias del enfrentamiento. Mientras que el joven del SIC acertó cuatro de las cinco ejeuciones (12 puntos), el de Alumni, Joaquín Díaz Luzzi, falló los seis envíos que intentó (tres penales y tres conversiones). Una mala tarde del apertura visitante -su pie había sido determinante en la final ante Hindú-, que forzó a Alumni a correr siempre de atrás en el marcador, excepto por esa ráfaga de mediados del segundo tiempo.

"La idea era apuntalar con los forwards y después sacar afuera la pelota; nos basamos en eso. Pero estuvimos imprecisos por ser el primer partido del año y nos costaron las formaciones fijas", justificó el tercera línea albirrojo Mariano Romanini. "Entre jugadores en los seleccionados y lesionados, tuvimos muchas bajas. Pero no es excusa; tenemos un plantel grande. Es bueno que haya pasado ahora. Tenemos que agarrar ritmo de juego", agregó.

El SIC se había puesto en ventaja de entrada con un try-penal forzado por un scrum arrasador y cerca estuvo de aumentar pero a Romero Basco lo sacaron de la cancha justo cuando iba a apoyar. Luego el encuentro se hizo monótono, hasta que Alumni consiguió hilvanar una buena jugada que liquidó el infalible Luca Sábato, para descontar (10-5 al término del primer tiempo). Se notó la falta de ritmo por parte de ambos equipos. "Hicimos una pretemporada muy duro en el aspecto físico, mucho más que las anteriores", justificó Madero. "En cuanto al rugby, pusimos el énfasis en ganar el punto de contacto, mantenernos de pie en los rucks y sacar pelotas rápidas para jugar con los forwards, que son los pilares del SIC", analizó la figura.

Eso le alcanzó para bajar al campeón. Esto recién empieza, pero es suficiente para considerar al SIC entre los principales candidatos a meterse en las semifinales.

"De eso no se habla. Vamos partido por partido. Este torneo es muy duro, están los 12 mejores equipos del país y todos los partidos son muy bravos", aclaró el wing, que añadió: "Todavía tenemos muchas cosas por mejorar y este es un torneo muy lago. Pero es verdad que haberle ganado al campeón es un golpe anímico muy bueno".

En la próxima fecha, el SIC visitará a Pucará, otro de los que empezaron bien (ver aparte). Será otro duelo de estilos, con otra posibilidad de hacer valer su jerarquía.

La síntesis de SIC 27 vs. Alumni 15

  • SIC: Gastón Arias; Tiago Romero Basco, Carlos Pirán, Santos Rubio y Mateo Madero; Joaquín Lamas y Juan Soares Gache; Alejandro Daireaux, Andrea Panzarini y Lucas Sommer; Lucas Rizatto y Marcos Borghi (capitán); Segundo Aguilar, Lucas Rocha y Marcos Piccinini.
  • Entrenadores: Santiago Gonzalez Bonorino y Eduardo Victorica.
  • Cambios: ST, 20 minutos, Ignacio García Peret por Rocha y Máximo Gómez Fleytas por Daireaux.
  • Alumni: Tobías Wade; Rafael Desanto, Tomás Cubilla, Franco Battezzati y Luca Sábato; Joaquín Díaz Luzzi y Tomás Passerotti (capitán); Mariano Romanini, Ignacio Etchegoyen y Clemente Biderman; Bernardo Quaranta y Santiago Alduncin; Guido Cambareri, Tomás Bivort y Federico Lucca Ibos.

  • Entrenadores: Nahuel Neyra y Santiago Van der Gothe.
  • Cambios: ST, 13 minutos, Santiago Montagner por Biderman; 15, Manuel Mora por Alduncin; 20, Juan Ceraso por Bivort, y 32, Sebastián Sosa por Cambareri.
  • Primer tiempo: 8 minutos, try-penal (SIC); 13, penal de Lamas (SIC), y 25, try de Sábato (A). Resultado parcial: SIC 10 vs. Alumni 5.
  • Segundo tiempo: 10 minutos, penal de Lamas (SIC); 16, try de Cubilla (A); 20, try de Sábato (A); 30, gol de Lamas por try de Madero (SIC), y 36, gol de Lamas por try de Aguilar (SIC). Resultado parcial: SIC 17 vs. Alumni 10.
  • Cancha: San Isidro Club.

  • Árbitro: Nehuén Jauri Rivero.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.