La sensación de Agustín Pichot. "Ahora somos parte del mundo, como lo merecíamos"