Alumni, al ritmo de la solidez

Se impuso con claridad a San Luis por 54 a 28 y se mantiene como único puntero de la Zona Campeonato
(0)
26 de agosto de 2001  

No afloja Alumni . Permanece firme en ese lugar de privilegio que consiguió hace cuatro fechas. Cada partido se lo ve más fortalecido, a pesar de ciertas lagunas que lo aquejan y algunas deficiencias en su sector defensivo. Ayer tenía un duro escollo por delante, ante un San Luis entonado por la victoria en el clásico platense. Sin embargo, demostró solvencia para llevarse el triunfo con claridad por 54-28 y sostener su ilusión de cara a la recta final de la Zona Campeonato.

Fue, como se dijo, un triunfo inobjetable para el conjunto de Tortuguitas. Porque desde el comienzo tuvo la iniciativa de buscar el partido, y esa decisión se reflejó con claridad en el tanteador desde bien temprano. A los diez minutos, Alumni ya había sacado una ventaja de 15-0, a través de sendos tries de Neyra y Lupino y los aciertos a los palos de Santiago van der Ghote (una conversión y un penal); esa diferencia resultaría decisiva, porque la fue regulando a lo largo del partido.

La primera etapa, entonces, mostró la supremacía del líder. Que aprovechó muy bien el viento a favor que tuvo en esa etapa, y que dispuso un muy buen trabajo con la patada del fullback Van der Ghote y la tarea de sus forwards. Además, movió muy bien la pelota y cada vez que atacó volvió con puntos. A partir de allí, Schacht, Bianchi y Peri Brusa sumaron conquistas para estirar aún más las diferencias. El descuento para los platenses llegó con los tries de Zannini y Crispo y los respectivos goles de Altube, para concluir la etapa con un parcial de 35-14 para el local.

En la segunda mitad, San Luis cambió de actitud e intentó la reacción. Tuvo en su favor, por cierto, aquellas lagunas antes mencionadas de Alumni, que parecía no continuar el andar de los primeros 40 minutos.

Fue en esos momentos de extravío que el equipo de La Plata descontó con un try de Cosoli. Sin embargo, tuvo demasiados errores y desaprovechó muchas de las oportunidades que le daba la desatenta defensa rival.

Hacia el final, Alumni volvió en sí. Se recuperó de su momentáneo letargo y quebró definitivamente a su rival. Así, Alumni quedó bien parado para el decisivo choque de aspirantes al título, cuando se enfrente con Hindú. Mientras tanto, defiende con solidez su posición.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?