Alumni lo apabulló

Con un espectacular juego colectivo, el equipo de Tortuguitas goleó por 50-3 a Atlético del Rosario
Con un espectacular juego colectivo, el equipo de Tortuguitas goleó por 50-3 a Atlético del Rosario
Santiago Dapelo
(0)
25 de septiembre de 2005  

En la búsqueda de su mejor forma de cara a las semifinales, Alumni tuvo su más lucido rendimiento en lo que va del año, al vapulear a Atlético del Rosario por 50 a 3. El conjunto de Tortuguitas construyó a fuerza de tackle y presión una victoria que lo coloca en la tercera posición.

Alumni fue superior en todos los aspectos del juego, con el pack dominó el scrum, se adueñó de la hilera y manejó los reagrupamientos desde donde abrió juego para sus backs, que tuvieron una tarde inspirada. También tuvo a varios jugadores en un gran nivel: Santiago van der Ghote, eficaz en los envíos a los postes y muy rápido para definir varias jugadas; el regreso de Guillermo Mazzoni -volvió de una lesión que lo marginó cuatro compromisos - y con su tackle fortaleció una defensa granítica, que tuvo en la tercera línea una garantía; también se destacó Gabriel Moresco (reemplazó a Martín Bottini, que continuará su carrera en Francia), autor de su primer hat-trick en su corta trayectoria en primera. Pero la labor que realizó el equipo dirigido por Wade y Carreras fue tan precisa y compacta que no se puede dejar de mencionar el aporte de Arocena y Neyra en el line, así como al resto de los jugadores.

El conjunto de Tortuguitas apoyó seis tries y lo más importante es que no permitió que los rosarinos vulneren su in-goal. "Los tackleamos mucho y les metimos presión todo el partido, pese a que perdimos al Chole (Daniel Avalos se fracturó el peroné el último sábado) el equipo estuvo muy bien", dijo el ala Guillermo Mazzoni.

El análisis de Miguel Avramovic fue similar. El centro explicó: "Volvimos a jugar con solidez, tackleando y cuidando la pelota. ¿El objetivo? En nuestra cabeza está ganar todo".

La realidad de Alumni, más allá del triunfo, aún no es del todo clara, pues todavía le resta medirse con el SIC y La Plata, competidores directos en la carrera hacia las semifinales. Eso es una preocupación. Respecto de la visita al SIC del próximo sábado, el capitán y goleador de Alumni, Van der Ghote manifestó: "Jugar con el SIC va a ser una buena medida para saber cómo estamos y ver cómo funcionamos como equipo".

Por el lado de Rosario, sumó su segunda goleada consecutiva y debe mejorar en todas las filas si quiere afirmarse como uno de los cuatro mejores del certamen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.