Rugby | La Copa de Europa. Biarritz, un líder en dos frentes