Buenas señales para solucionar el problema del Plan de Alto Rendimiento

Tras una reunión informativa, Buenos Aires y la UAR acercaron posiciones y se analizan alternativas para levantar la restricción que prohibe que los jugadores del Pladar actúen en el torneo de la URBA
(0)
18 de febrero de 2010  

El rugby dio un paso hacia la madurez. Tras los cortocircuitos entre Buenos Aires y la Unión Argentina de Rugby (UAR) a causa del Plan de Alto Rendimiento, los dirigentes de ambas uniones se reunieron anoche para acercar posiciones e intentar alcanzar una solución a un problema que ha tomado ribetes drásticos, con amenazas de boicot al torneo de la URBA, y jugadores y clubes en postura de confrontación.

La decisión de Buenos Aires de no aceptar en sus torneos a jugadores que integran el Plan de Alto Rendimiento es una postura que podría modificarse. Hasta el momento, son 30 rugbiers profesionales (reciben 2300 pesos mensuales) los que no podrían actuar en sus clubes. Sin embargo, surgieron señales positivas tras la charla informativa que se dio en la sede de la URBA. De esa exposición no participó el presidente de la UAR, Luis Castillo, pero en su lugar asistieron el protesorero, Manuel Galindo, y Agustín Pichot, miembro de la subcomisión de Alto Rendimiento. El presidente de la URBA, Néstor Galán, y los representantes de los clubes habían exigido una charla informativa sobre el plan estratégico de la UAR.

Durante la reunión, que duró tres horas y media, Pichot sinceró: "Lo que se hizo fue poner sobre la mesa algo que ya existía, una realidad. Lo que pasó en 2007 fue una catástrofe. Que la Argentina esté entre los 10 mejores, sin apoyo de la IRB, ponía en jaque el rugby mundial. El Plan de Alto Rendimiento surgió con las 3 millones de libras de la IRB".

"El objetivo es que el rugby de alto rendimiento derrame dinero para el rugby de base. Ese dinero es fundamental, porque nos permite desarrollar el rugby de base, y tener el alto rendimiento totalmente acotado a los jugadores", expresó el tucumano Galindo, mano derecha de Castillo a la hora de liderar la UAR.

La voz de la URBA se unificó en Galán: "A veces creo que hacen falta gestos. Hoy, estuvimos juntos con tolerancia, con respeto, dimos un paso importante en empezar a escucharnos. Estamos con el mejor espíritu y de la mejor manera. Llegó el momento de seguir creciendo y seguir avanzando".

Las palabras de Galán tal vez son el reflejo de la solución. La URBA aceptaría a los 30 jugadores y modificaría una cláusula estatutaria para que los jugadores del Alto Rendimiento se puedan sumar a su torneo y competir sin restricciones. La URBA acompañaría a la UAR en la metamorfosis, que tendrá su punto más alto en 2011, con el Mundial y meses después con la incorporación de la Argentina a un torneo profesional regular, como el Tres Naciones.

Fuente: prensa URBA y www.canchallena.com

ADEMÁS
UAR

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.