Con el objetivo de torcer un destino hasta ahora adverso

La Argentina cayó en las siete veces que jugó ante Sudáfrica; en 2000, estuvo cerca de ganar
(0)
29 de junio de 2002  

PRETORIA, Sudáfrica (De un enviado especial).- Durante la vigencia del apartheid, argentinos y sudafricanos mantuvieron los vínculos deportivos, pero los partidos empezaron a ser oficiales en 1993, una vez que se abolió la política de discriminación racial.

El detalle de los siete test-matches oficiales entre los Pumas y los Springboks es el siguiente:

  • El 6 de noviembre de 1993, en la cancha de Ferro, los Pumas perdieron con Sudáfrica 29 a 26.
  • Una semana más tarde, también en Caballito, los argentinos volvieron a caer ante los sudafricanos. Esta vez por 52 a 23.
  • El 8 de octubre de 1994, en Port Elizabeth, los Springboks se impusieron a los Pumas por 42 a 22.
  • Siete días después, en Johannesburgo, el seleccionado local le ganó al equipo nacional por 46 a 26.
  • El 9 de noviembre de 1996, nuevamente en el césped de Ferro, los Pumas cayeron contra los Springboks por 46 a 15.
  • Una semana más tarde, el conjunto argentino recompuso su actitud en Ferro, pero sufrió otra derrota: 44-21.
  • El 12 de noviembre de 2000, en el estadio Monumental, los Pumas cumplieron una destacada actuación, pero tampoco no les alcanzó para celebrar (37-33).
  • Más allá del repaso, vale la pena citar dos triunfos históricos en Sudáfrica antes de 1993. El primero se retrotrae al 19 de junio de 1965, cuando el seleccionado nacional recibió el apodo de los Pumas luego de su triunfo ante los Junior Springboks por 11 a 6, en Johannesburgo; el otro recuerdo nos lleva al 3 de abril de 1982. Con el nombre de Sudámerica XV -por el apartheid-, un equipo compuesto por hombres que habitualmente actuaban en el seleccionado, derrotó a los Springboks por 21 a 12, en Bloemfontein. Todos los tantos fueron anotados por Hugo Porta.

    Volviendo al match de hoy, existen otras referencias interesantes:

    -En Springs hoy habrá 16 jugadores que actuaron en el equipo argentino en el último choque con Sudáfrica, en River. Ellos son: Corleto, Orengo, Albanese, Quesada, Pichot, Martin, Longo, Phelan, Fernández Lobbe, Méndez, Reggiardo, Hasan, Contepomi, Durand, Grau y Ledesma. Por el lado de los Springboks, sólo cuatro de aquel cotejo volverán a estar presentes: Breyton Paulse, Corné Krige, Willie Meyer y Ollie Le Roux.

    -El sudafricano Joost van der Westhuizen y los argentinos Pedro Sporleder y Germán Llanes , con seis actuaciones, son los rugbiers que más partidos disputaron entre los Pumas y los Springboks.

    -Los argentinos que más tries le marcaron a Sudáfrica fueron Rolando Martin (jugó 4 tests) y Gonzalo Camardón (3 tests), con 2 conquistas cada uno.

    -El apertura José Cilley (actuó en 1994 y 1996) es el Puma que más puntos le anotó a los sudafricanos: 34 tantos en 3 test-matches.

    -En la serie de 1994 , Rudolf Straeuli y Marcelo Loffreda , actuales entrenadores de sus países, ya estuvieron frente a frente, pero dentro del campo de juego. Esta vez se repite el duelo (favorable para el ex segunda línea de los Springboks), pero del otro lado de la línea de cal.

    -El pilar sudafricano Ollie Le Roux cumplirá hoy su test-match N° 50 , honor que sólo lograron hasta el momento Joost van der Westhuizen, Mark Andrews, André Venter y Percy Montgomery.

    Apuntes

    Que no se repita. Uno de los temas que no dejan de provocar fastidio en los Pumas son los lugares que eligió la Unión sudafricana como sedes de los dos compromisos aquí. Estando asentados en Pretoria, con un imponente estadio (Loftus Versfeld) a unas pocas cuadras, para el debut el traslado a Witbank demandó un poco más de una hora y media, y para llegar hoy a Springs hay que recorrer 80 kilómetros. Loffreda ya se quejó de la situación para que el año próximo, cuando la Argentina vuelva de gira (sería a fines de junio o los primeros días de julio), no se repita.

    Orengo, a Grenoble. Concluido su vínculo con Perpignan, el rosarino José Orengo acaba de acordar su traspaso a Grenoble, club que recientemente consiguió el ascenso y recuperó su lugar en la primera división del rugby francés. El que también emigrará a Europa es Facundo Soler que, una vez que concluya la participación de Tala en el certamen cordobés, se irá a Petrarca Padova, de Italia. Y Bernardo Stortoni, que confirmó que una vez que finalice esta gira jugará tres cotejos más en el CASI (San Cirano, La Plata e Hindú) y luego partirá a Francia.

    Antifaz para Alvarez. Por el corte en la ceja derecha (sufrido en el test con Inglaterra), Rimas Alvarez aceptó que el médico le hiciera fabricar una especie de antifaz del mismo material de los cascos. Pero el ex segunda línea de Pucará se lo probó en el último entrenamiento y como no se sentía cómodo no lo utilizará. Alvarez saldrá con un vendaje especial en la zona y un casco.

    La podrida. Ya desde el Mundial de 1999, en el plantel argentino quedó armado y cerrado el exclusivo grupo de la podrida -un juego de cartas-, en el que participan Mauricio Reggiardo, Rolando Martin, Tati Phelan, Gonzalo Longo y Nacho Fernández Lobbe. Pero en este paso por Sudáfrica se produjo una “inesperada” apertura y dejaron que tuviera su bautismo Hernán Senillosa. Y después de la experiencia, Reggiardo, uno de los líderes, se ocupó de aclarar: “Fue debut y despedida”.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?