Con un triunfo sobre Belgrano, CUBA empezó a dejar atrás fantasmas cercanos

CUBA fue superior a Belgrano en el juego y lo trasladó al tablero: victoria por 38 a 27.
CUBA fue superior a Belgrano en el juego y lo trasladó al tablero: victoria por 38 a 27. Crédito: Ignacio Sanchez
Andrés Vázquez
(0)
16 de marzo de 2019  • 16:22

En CUBA las certezas se cotizan al precio de los mejores augurios. Sin padecer el cóctel lógico de nervios y expectativas que imprime la apertura de una temporada, el conjunto universitario derrotó con mucha autoridad a Belgrano por 37 a 28 en Virrey Del Pino y dejó bien claro sus ambiciones para el incipiente Top 12. La figura en la pesada tarde de Belgrano R fue el debutante Simón Benítez Cruz, que anotó un try y tuvo participaciones en varios ataques que encaminaron la victoria.

Con un pack demoledor, backs que se complementan a la perfección y mucha vocación ofensiva, CUBA dio un primer paso fundamental para consolidar su juego y despojarse de los fantasmas de 2018. En apenas 15 minutos logró ponerse en ventaja 10 a 0, producto de un try de Benítez Cruz y la justa pegada de Benjamín Gutiérrez. Pese a esa desventaja y a algunas carencias en los puntos de contacto, Belgrano supo revertir el desarrollo y quedar a tiro por intermedio de un try de Tobías Bernabé y la conversión de Rafa Migale. Sin embargo, algunas infracciones fueron quitándole inercia y posibilitaron que se agrandara el visitante, que se fue al descanso arriba por 20 a 14, tras un penal de Gutiérrez y un try-penal.

El try de Simón Benítez Cruz

En la segunda etapa CUBA siguió jugando con esa intensidad. Apoyado en la experiencia de Tomás De la Vega, la desfachatez de Benítez Cruz y una sólida defensa sorteó con facilidad la presión del local, que poco pudo hacer para contrarrestar el scrum y que únicamente cuando el marcador lo tuvo en desventaja arriesgó desde cualquier lugar del campo. Tarde: debió hacerlo antes.

El moño del triunfo cubano llegó sobre el final, uniendo el festejo del penal marcado por Gutiérrez y el pitazo del árbitro. Bañados por las manos rojas en calor y sentimientos, titulares y suplentes fueron juntándose -un espejo, casi, de los 80 minutos- y en un saludo heredado de la mística cubana. Se sacaron de encima al incómodo Belgrano, pero sobre todo a la aun más incómoda responsabilidad de iniciar el Top 12 con un éxito capaz de despertar emociones fuertes, reafirmar certezas y eludir fantasmas no tan lejanos en el tiempo.

El try de Lucas Romat

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?