CUBA hizo pesar su mayor convicción sobre Newman

En un duelo intenso, el campeón mostró más recursos y salió airoso por 13-6 ante un adversario que ofreció una defensa tenaz; una conquista de Piña marcó la diferencia
En un duelo intenso, el campeón mostró más recursos y salió airoso por 13-6 ante un adversario que ofreció una defensa tenaz; una conquista de Piña marcó la diferencia
Hernán Iglesias Brickles
(0)
7 de julio de 2014  

Empujado por una ciega convicción en sus posibilidades, CUBA logró un notable y justo triunfo sobre Newman por 13-6, en la primera fecha del Top 14 de la URBA. El frío impiadoso y un rival devoto por el tackle no lograron quitar de su libreto a un equipo que tiene una fuerte noción de sus virtudes.

Si bien debió dar una extenuante batalla en el plano físico y mental, no claudicó cuando se presentó la adversidad. Bajo una gélida llovizna, el encuentro tuvo como dominador al defensor de la corona de Buenos Aires. Sin embargo, al término del primer capítulo y tras haber hecho el mayor gasto, se fue al descanso en desventaja (0-3).

A pesar de haber tenido chances de sumar a través de varios penales, eligió jugar (sólo pateó uno a los palos) y acorralar a su rival, que se defendió con hidalguía. De hecho, Newman abrió el marcador en su primera y única excursión durante ese lapso. Este trabajo de desgaste, que tenía objetivos de largo plazo, dio resultados en el segundo tiempo.

En el reinicio de las acciones, la primera jugada colectiva derivó en el try de Lucas Piña. Esta conquista significó un golpe certero que dio vuelta el resultado y derrumbó la muralla defensiva del Cardenal (7-3). En un terreno difícil para el traslado de la pelota, el encuentro mantuvo la intensidad, pero pronto quedó en claro quién tenía más recursos para imponer su rugby.

Dos penales de Güemes sellaron una victoria de enorme significado. El temple de CUBA fue puesto a prueba y respondió con lo necesario para salir airoso de un cotejo signado por la lucha y el oportunismo.

"Nos debíamos volver a lo que hacíamos el año pasado. Fue una batalla, y el equipo entregó un montón en un partido durísimo", dijo el centro Matías Moroni. Luego de una tarea que lo encontró más cerca del tackle que del juego abierto y vistoso, añadió: "Todos los partidos son importantísimos, y ganar el primero da ganas de arrancar como el año pasado. Jugamos con la misma vehemencia y empuje".

Más allá del esfuerzo intenso, el conjunto universitario celebró con creces este primer y acertado paso. Con el objetivo de volver a coronarse, CUBA cumplió una labor que lo ubica, con certeza, en la dirección buscada.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.