Daniel Hourcade y los Pumas: "Le voy a ponerla vida a esto"

Hourcade celebró ante Italia su primer triunfo como head-coach de los Pumas
Hourcade celebró ante Italia su primer triunfo como head-coach de los Pumas Fuente: AFP
El análisis del tucumano tras su primera gira como head-coach; podría oficializarse su continuidad hasta el Mundial de 2015
Santiago Dapelo
(0)
25 de noviembre de 2013  • 10:59

ROMA.- "Es un euro", le dice Daniel Hourcade al décimo argentino que se acerca para sacarse una foto con él en la tribuna del estadio Olímpico. La sonrisa no aparece y se va con la cámara, está ahí de forma permanente. Huevo está feliz. Logró lo que se propuso, que su equipo hiciera un clic mental. Que ante una situación difícil, complicada, encontrara respuestas anímicas para superarla. Ganar era fundamental para empezar a trabajar con otros tiempos, sin tantas urgencias ni presiones. Por eso los abrazos con el resto de sus colaboradores. Fue el momento que esperaron por tres semanas.

Aunque no lo diga públicamente, todo indica que Hourcade continuará al frente del seleccionado nacional hasta el Mundial de Inglaterra 2015. Un dato que no es menor: la última semana estuvo presente en esta ciudad la mesa chica del Consejo Directivo de la UAR por la audiencia que mantuvo el equipo con el papa Francisco. Hubo muchas charlas, pero no hay nada oficial hasta el momento. Según pudo saber LA NACION, su continuidad estaría encaminada. Y se anunciaría en unos días. El plan sobre el que están trabajando el nuevo grupo de entrenadores y la Unión también incluiría la vuelta de jugadores que se encuentran en Europa al país. La meta es una: la próxima cita mundialista.

Ya más tranquilo, después de matizar con algún que otro cigarrillo la ansiedad y el nerviosismo que padeció durante los 80 minutos del partido que la Argentina le ganó a Italia, el primero en su cuenta personal como entrenador, el tucumano realizó un balance de lo que fue la gira, lo que viene para los Pumas y su futuro.

-¿Qué conclusión hacés de tu primera gira como entrenador de los Pumas?

-Es una gira que me deja muchas sensaciones?

-Fue muy complicada. ¿Por qué costó tanto?

-Sin ninguna duda, costó muchísimo? En mi vida los desafíos importantes son los que me motivan. Le voy a poner la vida a esto y no me va a voltear cualquier cosa. Pueden venir resultados buenos, negativos, lo que fuere, pero estoy dispuesto a dar hasta lo que no tengo por este equipo. Amo el rugby y hoy estoy en el máximo lugar. Más no puedo pedir.

-¿Cómo sigue tu futuro? ¿Hablaste con los dirigentes?

-Bien, bien. Algo se habló; seguramente se concrete durante la semana, pero estamos en camino.

-Era el cierre que necesitaban y buscaron en este viaje. ¿Cómo están?

-Estamos muy, pero muy contentos. Te puedo garantizar que será un buen año [por 2014], donde vamos a cambiar algunas cosas. Vamos a arrancar con los Pampas, y ese equipo tendrá una competencia para preparar a esos jugadores para que jueguen la ventana de junio; los jugadores de junio serán los Pampas, salvo algunas excepciones puntuales que necesitemos. Empezamos a pensar en el Mundial [Inglaterra 2015] y a preparar el equipo para eso. La mayoría de nuestros jugadores serán los que están dentro de nuestro país. Por lo menos tendremos un 60 o 70 por ciento de jugadores que están en el país, espero. Apostamos todo a eso. Así que estamos con mucho trabajo.

-Fue tu primer triunfo como entrenador de los Pumas. ¿Qué sensaciones te genera?

-Estoy muy contento porque se ganó con el corazón. Porque se ganó con nuestra bandera, que es el tackle; eso fue lo que pasó en el segundo tiempo. En el primero generamos bastante juego. Quebramos claramente cinco veces a la defensa, pero no concretamos. Seis, porque una concretamos el try. Fue un resultado muy injusto; ellos no propusieron nada, solamente el maul. Tuvimos demasiadas infracciones, un tema muy negativo [cometieron 17 penales]; la indisciplina nos costó que Italia se pusiera peligroso, porque después creo que lo controlamos en todas las facetas de juego.

-Por fin, ante un momento de confusión, el equipo no se cayó. Fue algo sobre lo que machacaste las tres semanas: el plano mental.

-Lo más importante fue que ante la adversidad, con un jugador menos y un try en contra, el equipo reaccionó y pasamos al frente. Ésa fue una prueba de carácter muy importante que el equipo estaba necesitando, algo que no nos pasó en los partidos anteriores. Reaccionaron para bien, que fue lo que pasó en la semana en el entrenamiento. Hubo una cabeza muy buena, muy positiva. El estado anímico era muy bueno y eso fue lo que plasmaron en la cancha.

-Después de 10 derrotas, el triunfo era una urgencia. ¿Sirve para trabajar con más tranquilidad?

-Había que ganar, se necesitaba un triunfo. Eso siempre ayuda para dar confianza; pero no fue sólo el triunfo, hubo buenas cosas. En el primer tiempo hubo buenos lanzamientos y buenas penetraciones a partir de lanzamientos. Además, la defensa fue impecable. Me parece que hubo cosas rescatables.

-Después de vivir dos vestuarios complicados, ¿cómo describirías éste?

-Los chicos están felices. En el entretiempo sabía que ganábamos, porque cuando entré al vestuario vi que sentían que eran mejores y que estaban para ganar el partido. Estaban convencidos de que iban a ganar más allá de lo que demostraron en la cancha. Y bueno, el vestuario está contento. Los jugadores se merecían esto. Creo que no merecían estar tan mal como venían. Siempre lo dije: éstos no son los Pumas. Éste es el primer paso para superar el mal momento.

-Entonces, ¿lo más importante es que sirve para empezar a construir?

-Sin duda. Decir que un resultado marca eso es medio feo, pero estamos hablando de los Pumas. Es nuestro mejor equipo y yo siempre digo que tienen que salir a ganar. Tal vez en el Rugby Championship sí podamos dar pasos de aprendizaje, pero los Pumas siempre tienen que salir a ganar. Para lograrlo tenés que tener cabeza fuerte y un montón de cosas del juego. En ese sentido, se dio un buen primer paso.

No será una tarea sencilla la de Hourcade. El 2014 se presenta igual de exigente que la temporada que finalizó. No fue un buen año para los Pumas, pero el final ayuda para pensar el futuro con otro clima y renovadas expectativas, de cara al Mundial de Inglaterra 2015.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.