De la tranquilidad al ritmo vertiginoso de una nueva vida

(0)
18 de diciembre de 2009  

Paseaba su sonrisa por los pasillos de la UAR y su amabilidad provinciana quedó al descubierto. Luis Castillo se disculpaba por no conceder más minutos a la charla. Su teléfono no le daba respiro: familiares, amigos y una porción del mundo del rugby lo llamaba con intenciones de felicitarlo por haber sido elegido presidente de la Unión. Y él, claro, nunca se permitió la descortesía de no contestar.

"Hace dos horas que me eligieron, todavía no caigo. Supongo que en los próximos días todo se va a empezar a acomodar", decía.

Tucumano, de 61 años, y padre de cinco hijos, "Cacho" Castillo es el primer presidente surgido del interior que tendrá la UAR. Hombre del rugby desde la infancia, jugó en Natación y Gimnasia y en Los Tarcos, pero sus pasos dejaron una huella profunda en la historia del seleccionado tucumano. Integró junto con Alejandro Petra y Manuel Galindo (elegido anoche consejero titular) el staff técnico del equipo naranja que supo conquistar todo en su época dorada, a finales de los 80.

También fue entrenador de su club y, con Horacio Mazzini, condujo a los Pumitas en el torneo del Hemisferio Sur que se disputó en 1995 en Buenos Aires. En ese equipo, su capitán fue Santiago Phelan y el medio scrum era Agustín Pichot, pero antes del certamen lo convocaron para los Pumas.

Hasta anoche, era el vicepresidente de Porfirio Carreras. Su ánimo de presidir la Unión, quizás, se despertó en junio pasado, tras encabezar la delegación argentina en Manchester para el test-match con Inglaterra. Por las dudas, Castillo ya manifestó su deseo de continuar por el camino de Carreras. Es decir, profundizar la revolucionaria medida del Pladar, sumar a los Pumas al Tri Nations a partir de 2012 y acompañar la transición mundialista de la mejor manera.

"Esto me va a cambiar también en mi vida personal, porque voy a tener que venir tres o cuatro días por semana a Capital, y acá la gente vive distinto, a otro ritmo. En el interior hacemos todo más tranquilo..." La cadencia de su voz revelaba una vez más a ese hombre calmo, seguro de sí mismo, y protagonista de un momento histórico.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.