"Dimos vuelta un partido histórico, pero nos robaron"

Lo dijo el capitán Nicolás Fernández Miranda; "Ellos jugaron con 16", comentó Méndez
(0)
27 de junio de 2002  

PRETORIA, Sudáfrica (De un enviado especial).- Impotencia y bronca en el más amplio sentido de las palabras. La manera en que se definió la ardua batalla (eso es lo que fue) en el Pumas Stadium resultó el golpe más rotundo que recibieron los argentinos. Ni la dureza en el contacto con los fortísimos sudafricanos impactó tanto en la humanidad de los hombres de la Argentina A como la influyente actuación del árbitro.

Hubo algunas lágrimas perdidas, una comprensible señal de la profunda indignación que se apoderó del plantel (incluidos dirigentes y allegados). Nadie podía entender qué había pasado, cómo habían sido tan burdamente castigados.

Uno de los más afectados por la incalificable parcialidad del juez fue el capitán Nicolás Fernández Miranda, que necesitó de un buen rato para calmarse. "La única sensación que tengo es de calentura , la verdad es que no puedo creer lo que pasó. Dimos vuelta un partido histórico, pero nos robaron . Por estas palabras tengo que pedir disculpas a la gente del rugby, pero no puede entender lo que nos hizo el árbitro. Cuando se formó un scrum (después de la sirena) nos dijo que faltaba un minuto, y jugó tres o cuatro más... no lo puedo creer", comentó el medio-scrum.

"Jugamos un partido contra un equipazo y creo que, por lo que hicimos en la cancha y por la actitud del segundo tiempo, merecíamos ganar. Pero contra cosas externas del juego no se pude luchar", añadió Fernández Miranda.

La lamentable actuación del juez local Tanday también se transformó en el tema central para el entrenador Marcelo Loffreda : " Esto fue un maltrato increíble . Generalmente no me gusta hablar de estas cosas ni del referí, pero todo tiene un límite , y lo que pasó acá rebasó todos lo conocido y por conocer . Más allá de todas estas sensaciones ajenas al juego, me voy plenamente gratificado con la reacción del equipo. La actuación de la Argentina A nos da la pauta de que estamos por el buen camino. Aquí se vio que los dos equipos responden, que todos están consustanciados con lo que tienen que hacer, porque era muy difícil levantar este partido y realmente se logró."

Federico Méndez dijo: " Ellos jugaron con 16, pero este encuentro lo ganamos nosotros . Perdimos por un decreto del árbitro , y éso los sudafricanos lo sintieron. Me voy con la seguridad de que el triunfo nos correspondía."

Apuntes

Un lastimado . El debut de la Argentina A dejó un solo jugador lastimado: Mario Ledesma. El hooker nacional se fue de la cancha con un traumatismo en el codo izquierdo (podría ser un problema con algún ligamento) y en la jornada de hoy se verá cómo amanece, pero podría quedar al margen el test-match de pasado mañana, en Springs, en la despedida de la gira.

Contepomi, mejor . El que evoluciona favorablemente de su molestia en el muslo izquierdo es Felipe Contepomi. Ayer, el apertura de los Pumas (siempre con una venda en la zona afectada) participó de la práctica aeróbica junto con sus compañeros. El único que descansó, para reponerse de una molestia en el tobillo izquierdo fue el wing Diego Albanese. De acuerdo con lo estipulado, Marcelo Loffreda y Daniel Baetti confirmarán la alineación para el choque ante los Springboks en la práctica matutina de hoy, en el estadio Loftus Versfeld.

A ver, a ver ... Apenas terminó el partido entre sudafricanos y argentinos, en el vestuario visitante se presentaron los dos veedores, porque querían analizar algunas actitudes de varios jugadores. Entonces, Loffreda también pidió remarcar las indisciplinas de los locales y partió junto con Baetti a repasar la cinta de las acciones polémicas. Luego de un largo rato, los conductores argentinos volvieron y explicaron que se vieron claramente los golpes de Van der Westhuizen, Roux y Andrews, y que por esas deslealtades serán informados.

No se olvida . Como comentarista de la televisión local, asistió al encuentro el ex apertura de los Springboks Joel Stransky –campeón del mundo en 1995–, y cuando se le preguntó qué le había parecido la actuación del árbitro Jamiel Tanday contestó con franqueza: “Yo me acuerdo de un juez argentino peor que éste y fue el que dirigió el partido de los Springboks con la selección de Buenos Aires, en 1993”. El cotejo al que Stransky hizo referencia fue el de la visita a nuestro país de los sudafricanos, que terminó con el triunfo del combinado bonaerense por 28-27, en la cancha de Ferro. El tucumano Paul Bleckwedel dirigió ese enfrentamiento, disputado el 30 de octubre de 1993, y en el que estuvieron el propio Stransky, Van der Westhuizen, Loffreda, Nicolás Fernández Miranda, Pedro Sporleder y Rolando Martin.

Preocupado . Rudolf Straeuli, coach de los Springboks, estuvo en el estadio evaluando a sus jugadores. No se mostró satisfecho. Al salir, sin mucha simpatía, manifestó sobre los Pumas: “Son un buen equipo. Jugaron bien”.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?