El costado mental de Hindú, un ganador serial "en estado de flow"

El campeón venció a La Plata y pasó a las semifinales del Top 14; el psicólogo deportivo Pablo Sucarrat analiza el nivel emocional del equipo
Máximo Randrup
(0)
4 de septiembre de 2016  

Senillosa desaira a Cassaro; Hindú ganó 42 de los últimos 48 juegos
Senillosa desaira a Cassaro; Hindú ganó 42 de los últimos 48 juegos Crédito: Gentileza F. Castro Olivera / A pleno rugby

LA PLATA.– No es invencible, pero se codea con ese adjetivo. Hindú parece imbatible. No lo es, aunque juega a serlo. Y mientras tanto, se lo cree; lo mismo hacen sus rivales, que se le animan hasta que se vuelven diminutos. Como insectos al lado de un Elefante cada vez más gigante.

Hindú ganó las últimas cuatro competencias en las que participó: dos Torneos de la URBA (2014 y 2015) y dos certámenes del Nacional de Clubes (2015 y 2016). En esas cuatro competencias disputó 48 partidos, de los cuales ganó 42, empató uno y perdió apenas cinco (ninguno decisivo). Si se cierra el foco y se analiza la presente temporada, su porcentaje de eficacia se eleva. Jugó 20 encuentros, obtuvo 19 triunfos y su única derrota fue en la sexta fecha del Nacional, cuando ya tenía asegurado el primer puesto de su zona.

Y si la lupa se posa sólo en el Top 14, ahí sí se puede hablar de excelencia. El equipo de Don Torcuato atesora 11 victorias en la misma cantidad de encuentros y, aunque restan dos fechas, es un hecho que jugará las semifinales.

Muchos de los éxitos en el actual certamen fueron producto de una notoria superioridad deportiva; gracias a un juego consolidado, con un pack poderoso, formaciones fijas prolijas y backs desequilibrantes. Sin embargo, en otros triunfos, Hindú tuvo un plus. Llámese confianza, aspecto psicológico o mentalidad ganadora. Lo importante es que se apoyó en lo anímico, para sacar adelante encuentros sumamente parejos. Así derrotó a Atlético del Rosario (31-29), CUBA (15-11), San Luis (38-36), el CASI (23-22) y también a La Plata en la tarde de ayer (22-20).

¡Y varios de esos marcadores los modificó en los últimos instantes! Como ocurrió ante La Plata en Gonnet, donde debió trabajar a destajo para doblegar a un rival tan irregular como necesitado. El Elefante comenzó abajo, se fue perdiendo al descanso y caía por un punto cuando restaban cinco minutos. Pero apareció el centro Severiano Escobio y con un penal selló la victoria final. Hasta entonces, el visitante se había mantenido en partido gracias a las conquistas de Federico Graglia, Lautaro Bávaro y Justo Salas.

Pablo Sucarrat, psicólogo deportivo, le explicó a LA NACION: “En el caso de Hindú se podría hablar de la mentalidad del campeón, que se da cuando una experiencia le va sumando a la otra y va generando una gran fortaleza mental. En neurociencia se habla del estado de flow, que significa que un deportista o conjunto de deportistas están en un óptimo nivel emocional. Son equipos que aunque vayan perdiendo saben que en algún momento van a tener la posibilidad de ganar”.

Y agregó: “En Hindú, que ha logrado sostener sus logros, debe haber, además, un excelente grupo, porque el factor humano es esencial en el deporte y es fundamental para darle continuidad al éxito”.

Mientras tanto, el Elefante conserva su marcha triunfal. Se trata de un gran equipo, potenciado por una mentalidad de acero.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.