El Puma que esperó cinco años para tener un debut a lo grande

Fuente: FotoBAIRES
Ramiro Moyano, tras una larga carrera en los juveniles, Pampas y Jaguares, se presentó en los Pumas y estuvo entre los mejores ante Barbarians
Alejo Miranda
(0)
22 de noviembre de 2015  • 20:36

LONDRES.- Cuando Santiago González Iglesias debutó en el seleccionado, en junio de 2014, Ramiro Moyano quedó con el infausto récord de ser el argentino con más presencias en los distintos seleccionados de mayores sin haber debutado en los Pumas. Aunque seguirá siendo el poseedor de esa marca, ya que el partido con Barbarians no se considera un test-match, la actuación de anteayer bien vale como carta de presentación en el primer equipo.

El fullback tucumano fue uno de los mejores en la gran victoria de los Pumas por 49-31: anotó un try, tuvo vital participación en otros dos y se lució en el aspecto ofensivo, quebrando varias veces la línea defensiva y generando situaciones de peligro a partir del contraataque.

"Poder cerrar así el año, habiendo aprovechado la oportunidad que se me presentó, es una alegría enorme y me da mucha confianza para lo que viene", dijo Moyano, quien es uno de los contratados por la UAR que están en el plantel para jugar el Súper Rugby, el año próximo.

Al igual que la gran mayoría que quedan en los Pumas, Moyano es un producto genuino del Plan de Desarrollo de Alto Rendimiento (Pladar). Jugó el Mundial Juvenil 2010 en Rosario y, desde entonces, empezó una larga carrera por los distintos seleccionados. Participó del título de Pampas XV en la Vodacom Cup 2011 y vistió esa camiseta en cada torneo que jugaron desde entonces. Entre Pampas, Jaguares, Argentina XV y presentaciones con los Pumas por el Sudamericano y no oficiales, jugó 44 partidos y apoyó 27 tries (0,61 por partido), incluida la actuación del sábado, en Twickenham. González Iglesias tenía el récord, con 59, hasta que debutó en junio del año pasado, y, desde entonces, el tucumano se adueñó de la indeseable marca.

La gran competencia que hay entre los tres de atrás le hizo difícil llegar al primer equipo, pero también una serie de lesiones en momentos clave: antes de la ventana de junio de 2012 (cuatro tries en cinco partidos en la Vodacom Cup) y de la preselección para el Mundial 2015, cuando estaba convocado para los amistosos con Barbarians Franceses. "Venía esperando esta oportunidad", admite Moyano. "Hubo veces que sentía que pasaba el tren, pero el apoyo de la familia y los amigos me dio fuerza para no bajar los brazos. La segunda mitad del año no había tenido mucha competencia. Jugué en el club [Lince] y empecé a sentirme mejor. Finalmente se dio y creo haber estado a la altura."

El tucumano, de 25 años, fue el único titular de los siete jugadores que actuaron el sábado y que no estuvieron en el Mundial. El equipo siguió por la misma senda que lo llevó al cuarto puesto sin que se sintiera la diferencia. "Es un muy buen sistema en el que me siento cómodo. Todos lo que ingresaron también jugaron muy bien, le viene bien al equipo. Conozco a los chicos y el sistema es el mismo que venimos desarrollando en los distintos seleccionados desde hace un buen tiempo. Gracias a Dios, me sentí muy cómodo con el plan", explicó. "El equipo jugó como lo hizo en Mundial, con mucha solidez y así es más fácil adaptarse. Mis compañeros me dieron confianza. Fue un partido espectacular para cerrar el año", expresó.

Su misión no era sencilla, ya que debía controlar a los tres de atrás de los Barbarians: Nehe Milner-Skudder, Namani Nadolo y Waisake Naholo. Y lo hizo con efectividad, ya que pocas veces lograron desequilibrar. "Sabíamos que en la línea de backs eran muy peligrosos todos, sobre todo los dos wings, muy pesados y potentes, y el 15 era muy peligroso. Teníamos que salir a marcarlos arriba y creo que supimos resolver muy bien. No sobraron tanto y no nos generaron tanto peligro", comentó Moyano.

Así, el tucumano coronó un cierre de año increíble, que incluyó, además, su casamiento con Bernardita Chaya dos semanas atrás, al día siguiente de haber recibido la noticia de la convocatoria de Daniel Hourcade. "Hace un par de meses me decías que iba a pasar esto y no lo creía", confiesa. "Ahora, el equipo se merece un descanso. Me voy unos días de luna de miel y la segunda quincena de diciembre empiezo a entrenarme a full." Fue un debut soñado para Ramiro Moyano. Y todo indica que lo mejor está por venir.

jt

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.