El SIC, siempre presente, va por el tricampeonato