Una mirada del rugby. Las convocatorias, un sistema para revisar