Longo: “Aprender de la derrota”

El octavo fue la figura entre los argentinos y no buscó pretextos para explicar el traspié con los ingleses: “Ellos se acordaron muy bien del partido ante Francia y nos superaron. Hay que hacer una autocrítica para saber dónde estamos parados”, comentó
(0)
23 de junio de 2002  

Nadie puso excusas para encontrar una explicación al revés sufrido un rato antes. En el vestuario argentino las voces se refirieron a la superioridad inglesa y a la necesidad de seguir creciendo. Para Gonzalo Longo, el más destacado del equipo argentino, “lo importante en este momento es hacer una autocrítica. Saber en qué tenemos que seguir mejorando y dónde estamos parados. Ellos se acordaron muy bien del partido ante Francia y se preocuparon por anular nuestras virtudes”.

“Puede ser que hayamos salido un poco dormidos en el primer tiempo, pero después pudimos equilibrar el juego. Después los ingleses hicieron mejor las cosas y no tuvimos reacción”, agregó.

Ignacio Corleto habló de la actitud: “Nos faltaron un montón de cosas. Tal vez no nos pusimos toda la presión que debíamos. Nos ganaron de mano y después fue difícil acomodarse. El cansancio físico no puede ser una excusa”.

  • La satisfacción inglesa . Los responsables del equipo visitante sólo tuvieron elogios para sus dirigidos. “A decir verdad –comenzó diciendo el entrenador– por la falta de experiencia y la escasa cantidad de caps (partidos internacionales) que tiene la mayoría de los hombres, se jugó con mucha dinámica y control de pelota. Hubo varios factores en nuestro favor para lograr el triunfo frente a los Pumas. Primero, que tuvimos tiempo de adaptación ya que llegamos a la Argentina hace una semana. Segundo, la muy buena preparación física y, tercero, que pudimos ver a los Pumas frente a Francia y analizar los lados flacos para aprovecharlos”.
  • Woodward aclaró: “Cuando me enteré de cómo era la formación de los Pumas, hice la comparación hombre por hombre y puesto por puesto y estaba convencido de que íbamos a ganar y creo que no me equivoqué”.

    Acerca del cambio de actitud y de estrategia que se vio dentro del campo de juego en la segunda mitad del partido, el coach afirmó: “En el entretiempo, les dije a los jugadores que no había que cambiar nada. Que tácticamente estábamos bien, que había que patear un poco menos y que la victoria no se nos podía escapar si jugábamos de esa manera”.

    El capitán Phil Vickery expresó su satisfacción por la actuación del conjunto: “Realmente estoy muy contento puesto que pudimos jugar de igual a igual contra un equipo tan poderoso como el de la Argentina”.

    También señaló: “Fue muy importante la derrota sufrida por el seleccionado B, el lunes último, porque nos dio más fuerza y coraje para encarar el enfrentamiento contra los Pumas. Hoy (por ayer) corregimos los errores que cometimos en la etapa inicial y pudimos desplegar nuestro mejor juego para sacar diferencias”, remató Vickery.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?