Los Pampas, bajo la mirada de Phelan