Los Pumas-Australia: enfocarse en los Wallabies tras ganarle a los All Blacks es el nuevo reto para el equipo de Ledesma

Guido Petti y Rodrigo Bruni, en el reconocimiento del campo de juego en Newcastle
Guido Petti y Rodrigo Bruni, en el reconocimiento del campo de juego en Newcastle Crédito: VillarPress
Alejo Miranda
(0)
20 de noviembre de 2020  • 07:46

Cualquier cosa que ocurra de aquí al último partido no podrá quitarle el rótulo de exitoso al paso de los Pumas por este Tri-Nations. Haber conseguido la primera victoria en la historia ante los All Blacks es un mérito que vale por sí solo. No se puede dejar de lado, no obstante, que se trató tan sólo del primero de cuatro partidos que deberá afrontar el seleccionado, todos de similar rigor. Alejando un poco más el punto de vista, cabe observar también que fue el primer paso de un largo camino que tiene como meta final el Mundial de Francia 2023. Para eso falta mucho. El objetivo ahora es poner la cabeza de lleno en el partido de mañana. Nada sencillo después del cimbronazo del sábado y de la euforia residual.

El segundo compromiso del seleccionado argentino será mañana, a las 5.45 de la mañana ante Australia, el seleccionado anfitrión. Los Pumas se trasladarán 160km al norte de Sydney hasta la ciudad de Newcastle, donde técnicamente serán locales en el McDonald Jones Stadium, la cancha de los Knights del Rugby League. Esta condición nada más atañe a detalles como la pelota, la cartelería del estadio y la elección del banco de suplentes, pero no quita que la gran mayoría de los 16.500 asientos habilitados (el 50% de la capacidad) esté vestida de amarillo.

Santiago Carreras, durante el Captain´s Run en Newcastle
Santiago Carreras, durante el Captain´s Run en Newcastle Crédito: VillarPress

Después de haber derrotado también a los All Blacks dos semanas atrás (24-22), existe un renovado entusiasmo por los Wallabies y ya se habla en los medios de la posibilidad de quedarse con el título con dos victorias ante los Pumas (en la última fecha se repetirá el duelo). Por eso, el entrenador Mario Ledesma insistió en la difícil tarea que tuvo junto al staff de entrenadores de dejar atrás la victoria ante Nueva Zelanda y enfocarse, desde el primer entrenamiento de la semana, en el compromiso de mañana.

"Ya el domingo nos juntamos con varios de los líderes y empezamos a hablar de todo lo que iba a venir de afuera. De cómo empezar a cerrarse, a buscar la energía dentro del grupo, del equipo", explicó Ledesma. "Obviamente es muy difícil manejar todo lo que viene de afuera, que encima es con la mejor de las intenciones, todas las felicitaciones y muestras de cariño que deben haber tenido los chicos, pero tratamos de advertirlo y ellos también desde el primer día empezaron a trabajar en eso. Por suerte, tuvieron un día de descanso muy lindo el miércoles, donde estuvieron juntos, la pasaron bien, comieron asado organizado por los más experimentados del equipo, con Nahuel Tetaz a la cabeza, que es el parrillero del equipo, y se los notaba muy energizados y conectados entre ellos".

Hasta medio que se enojó cuando, en la conferencia vía zoom en la que confirmó el equipo, la prensa insistió en hablar del triunfo ante los All Blacks. "Las expectativas son externas. Nosotros tenemos objetivos internos que tienen que ver más con el trabajo de todos los días. Las expectativas no las podemos manejar. Es positivo que esperen que nos vaya bien, pero no es algo de lo que hablamos muy seguido", relativizó Ledesma. "Lo que tratamos de hacer es que fuera una semana como cualquier otra. De mucho trabajo, de mucho estudio, y tratar de conectar con eso. Muchas cosas que les pedimos a los chicos, de subir la vara y abstraerse de lo externo es algo que también nos exigimos a nosotros mismos como para marcar el camino".

Cubelli, Petti y Tetaz Chaparro, en el Captains Run
Cubelli, Petti y Tetaz Chaparro, en el Captains Run Crédito: VillarPress

Ledesma apostó por la misma formación inicial. "Si no está roto, ¿para qué arreglarlo?", ironizó. "Trabajamos mucho en tener al equipo fresco en la semana. Emocional y físicamente el partido fue desgastante y obviamente por varios meses perdimos la costumbre de jugar este tipo de rugby a esta intensidad. Hablamos de no cambiar el equipo. Decidimos darles otra oportunidad este fin de semana a los mismos 15. Confiamos en que tengan un gran impacto. Son jugadores experimentados".

Donde sí hay modificaciones es entre los suplentes. Luego del desgaste que significó jugar ante All Blacks (como ocurre cada vez), el recambio será clave. Vale esperar que los suplentes ingresen mucho antes a como lo hicieron el sábado. Allí habrá tres inclusiones, tres jugadores que se recuperaron de distintas lesiones: Santiago Socino, que jugará su tercer Test Match, y dos experimentados como Facundo Isa y Emiliano Boffelli, cuyo impacto puede ser determinante. La única alarma es el desbalance: no hay reemplazantes naturales para el apertura y los centros y la alternativa de segunda línea nuevamente está adentro de la cancha (Marcos Kremer).

Extrapolar performances de distintos partidos es un ejercicio inocuo. Que los Pumas hayan derrotado a un equipo de All Blacks más fuerte que el que perdió con los Wallabies no los pone necesariamente como favoritos. Pero tampoco se puede obviar la contundencia de la actuación argentina durante los 80 minutos, tomando las oportunidades y sin poner nunca en riesgo la victoria.

"La actuación tiene que ser colectiva y apuntamos a eso", dijo Ledesma. "Creo que jugamos al máximo de nuestras posibilidades. Jugamos al 100% de lo que somos capaces y algunos de los chicos quizá todavía por arriba de 100%".

Cheika, en una posición que supo afrontar el propio Ledesma

Será el cuarto enfrentamiento de Ledesma como entrenador ante los Wallabies, equipo del que fue asistente entre 2015 y 2017. Ganó el primero en Gold Coast, el primer triunfo argentino en Australia en 35 años; perdió el segundo luego de ir ganando 34-7 en Salta, y cayó también en el último, el año pasado (ajustado y opaco 16-10 en Brisbane, con try de Isa). Esta vez, quien enfrentará a su ex equipo es Michael Cheika, colaborador de Ledesma durante el certamen. "Estuve en su lugar y no es fácil. Es un australiano orgulloso", dijo Mario.

Mario Ledesma, conduciendo el último entrenamiento
Mario Ledesma, conduciendo el último entrenamiento Crédito: VillarPress

En los Wallabies se destaca el ingreso del potente pilar derecho Taniela Tupou (135kg, 1,78m), que fue determinante cuando entró ante los All Blacks y participó dos veces en la jugada y apoyó el try de la victoria sobre el final. Se trata de un equipo con varios jugadores jóvenes, algunos de los cuales jugaron para Australia XV en el primer amistoso ante los Pumas tres semanas atrás: Tom Wright, Angus Bell, Folau Fainga'a, Rob Valentini, Liam Wright y Jake Gordon. Otros enfrentaron a los Jaguares en febrero con la camiseta de Reds: Tupou, Hunter Paisami (incontenible esa tarde), Harry Wilson.

"Es un equipo muy balanceado", analizó Ledesma. "Tienen muchas amenazas en ataque que vienen de distintos flancos. Debemos estar muy precisos con nuestra disciplina, nuestro juego con el pie y en controlar el ritmo del juego".

Uno de los efectos colaterales del resonante triunfo ante All Blacks fue el haber dejado el certamen abierto. Los tres equipos tienen posibilidades de quedarse con el Tri-Nations. Y si bien todavía es temprano para anotarlo entre los objetivos de los Pumas, lo concreto es que un triunfo los dejará como únicos punteros y con dos partidos por jugar, mientras que sus oponentes tendrán sólo uno más. Estar en esa posición es un logro. Ningún jugador se va a conformar con eso.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.