Los Pumas autodestructivos: las razones de la eliminación y la responsabilidad de Ledesma

El saludo de Ledesma a los jugadores; el entrenador tuvo su cuota de responsabilidad en el bajo desempeño del equipo
El saludo de Ledesma a los jugadores; el entrenador tuvo su cuota de responsabilidad en el bajo desempeño del equipo Fuente: AFP
Alejo Miranda
(0)
11 de octubre de 2019  • 23:59

TOKIO.- Empieza lo mejor del Mundial de rugby y los Pumas lo mirarán de lejos. A 18.000 kilómetros, para ser exactos, que es la distancia que separa a la Argentina de Japón. No será sencillo disfrutar de la espectacularidad de los All Blacks, la practicidad de Inglaterra, el temple de Gales y el atrevimiento de Japón sabiendo que el equipo argentino tenía talento de sobra como para, por lo menos, estar entre los ocho mejores.

Ver a Francia ganarle angustiosamente a Estados Unidos y a Tonga no hace más que profundizar la herida, pero la comparación que vale no es con los rivales, sino con el potencial de los propios Pumas. Ya no sirve lamentarse por los penales fallados, los no cobrados, los tackles errados o una salida mal concebida. Los Pumas perdieron contra Francia porque jugaron mal. Y menos por la desafortunada expulsión de Tomás Lavanini a los 17 minutos del partido con Inglaterra. Difícilmente la historia habría sido distinta 15 contra 15. No fueron dos puntos en un partido ni un hombre menos en otro lo que alejó a la Argentina del gran banquete de esta fiesta, sino su propia tendencia autodestructiva. Es allí adonde debe apuntar el análisis.

Daniel Hourcade tomó las riendas en el seleccionado en octubre de 2013 y ya desde entonces apuntó todos los cañones a Japón 2019. Lo dijo explícitamente y lo ratificó con sus acciones, apostando por jugadores jóvenes que conocía de Pampas XV. Cambió el paradigma del juego de los Pumas y lo coronó con un gran Mundial 2015. Pero ese equipo que terminó cuarto no era un producto terminado; todavía tenía mucho para crecer, y aun así lo desmembró. La transición, ingreso al Súper Rugby incluido, fue traumática. Mario Ledesma asumió hace un año y logró encarrilar al equipo en un principio. Por primera vez los Pumas ganaron dos encuentros en un mismo Rugby Championship. A partir de entonces todo se derrumbó y el seleccionado llegó a la cita máxima en un punto muy bajo.

La despedida de los Pumas; la Argentina se fue de Japón mucho antes de lo esperado
La despedida de los Pumas; la Argentina se fue de Japón mucho antes de lo esperado Fuente: AFP

Es cierto, como insiste Ledesma, que entre los jóvenes que atravesaron una gran experiencia y el gran trabajo de la UAR en el desarrollo de jugadores de alto rendimiento hay materia prima como para soñar con estar más alto en 2023. Pero esta eliminación no deja de ser una enorme oportunidad desperdiciada por un grupo grande de jugadores que llegaba en edad ideal para explotar, para dar el máximo. Jugadores que, para evitar errores en el futuro o aunque más no sea para imitar el trabajo de Inglaterra o Nueva Zelanda, siguen siendo indispensables tanto por lo que tienen para aportar en la cancha como -sobre todo- por lo que pueden transmitir afuera.

Además, la inexperiencia es una excusa fútil cuando se pone en la balanza a los rugbiers que no fueron convocados, algunos de ellos con dotes de liderazgo que habrían aportado más allá de lo técnico. Todos estaban disponibles, incluidos los que actúan en Europa.

Santiago Carreras, de 21 años, que terminó siendo el mejor back de los Pumas en el balance de los cuatro partidos, tuvo problemas defensivos, más por errores de posicionamiento que por cuestiones técnicas del tackle. En un puesto que era el mejor cubierto, Ramiro Moyano terminó jugando apenas 40 minutos y Bautista Delguy, que llegó al ciento por ciento según sus palabras y las del entrenador, participó desde el inicio sólo en el último partido. Eso, por nombrar a los dos titulares de 2018.

El bajo nivel de jugadores de elite es lo más difícil de explicar. Pablo Matera, Nicolás Sánchez, Agustín Creevy y Jerónimo de la Fuente también estuvieron desconocidos. Intrascendentes. Guido Petti Pagadizábal, a la cabeza, y Marcos Kremer, en segundo término, son los que mejor rindieron.

El adiós a Juan Leguizamón, tras la victoria en el último partido sobre los Estados Unidos
El adiós a Juan Leguizamón, tras la victoria en el último partido sobre los Estados Unidos Fuente: AFP

Y eso que los Pumas parecen finalmente haberle encontrado la vuelta al scrum, tuvieron un line-out excelente (excepto contra Estados Unidos) y fueron disciplinados. Las fallas estuvieron fundamentalmente en la falta de fluidez del ataque, que apareció únicamente en el último encuentro (en los primeros tres la pelota no llegó al segundo centro), y sobre todo en la defensa, ausente en los cuatro encuentros.

Cuando Ledesma y todo el equipo armaron un bosquejo de lo que querían como su identidad de juego, seguramente el tackle haya estado ubicado entre los ítem primordiales. Esa identidad no apareció, como tampoco todas esas cualidades intangibles que hacen exitoso a un equipo, en cualquier deporte que sea.

Le cabe al entrenador Mario Ledesma una gran responsabilidad en este sentido. En la última conferencia de prensa, en el Kumagaya Rugby Stadium, cambió el tono altivo con que se había expresado luego de la derrota ante Inglaterra y admitió que se debía una profunda autocrítica: "Hay que seguir preparándose. Hoy el puesto de entrenador tiene muchísimo que ver con la táctica y con la estrategia, pero también con lo emocional y cómo nos vinculamos con el jugador y cómo se vinculan entre ellos. Y cómo vinculamos lo externo: las redes, los medios... un montón de factores que en nuestra época de jugadores no estaban. Tenemos que seguir preparándonos para servir a los chicos lo mejor posible".

Agustín Pichot respaldó la continuidad de Ledesma al frente del seleccionado
Agustín Pichot respaldó la continuidad de Ledesma al frente del seleccionado Fuente: Archivo

Ledesma es uno de los pocos entrenadores argentinos que tienen la preparación que exige este nivel, por su pasado como puma y su recorrido como entrenador por los dos hemisferios, pero nunca había estado al frente de un equipo como head coach. Él también se lleva un aprendizaje. Decir que fue demasiado rígido o que le faltó empatía sería aventurado. Decir que hubo internas en el equipo sería irresponsable. Pero es ineludible que, cuando no un jugador o dos, sino la gran mayoría, rinde muy por debajo de sus posibilidades y en el momento cumbre, cuando no hay excusas, la responsabilidad número 1 recae en el entrenador.

El replanteo que sobreviene excede a los 23 que entran a una cancha. Excede incluso el sorteo del próximo Mundial, por realizarse en mayo de 2021, que, si se mantiene el criterio de los anteriores años, dependerá del ranking de World Rugby. Hoy los Pumas están décimos, con lo que tendrían 75% de posibilidades de caer en una zona con dos poderosos (el 25% sería que les tocara con Escocia), y tienen un solo año para mejorarlo. Aunque es posible que esto se modifique. El replanteo, en definitiva, debe abarcar también la utilización que se haga de Jaguares y la política de convocatorias a los jugadores que actúan en el exterior (dos factores íntimamente ligados y que se alteran entre sí).

Las condiciones distan de ser las de Nueva Zelanda o Inglaterra, que tienen una base profesional amplísima. Pero estar involucrado en el Rugby Championship y en el Súper Rugby no deja de ser un privilegio reservado para pocos. Las advertencias que aparecieron en estas páginas cuando se decidió el camino de la proscripción a los "europeos" a fines de 2014, de tener a todo un plantel de apenas 35 jugadores jugando, viajando y conviviendo juntos del 1° de febrero al 31 de noviembre, de que podía ser contraproducente, se cumplieron. El capitán Pablo Matera dijo no saber cómo seguiría su futuro en el seleccionado. Es uno de varios que emigran a Europa.

Cabe plantearse si flexibilizarla aun más no redundaría en más competencia por los puestos y en generar un ámbito todavía más diferenciado entre Pumas y Jaguares. Lo que se decida, debe ser hecho supeditado al mejor interés del seleccionado argentino de rugby.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.