Los Pumas: el esperado lugar en un escenario privilegiado

La Argentina recibió, por fin, la noticia que esperó por mucho tiempo: la Sanzar invitó al seleccionado a formar parte del Cuatro Naciones, en 2012, con Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica
(0)
30 de diciembre de 2009  

En ocasiones la memoria es selectiva y acomoda los hechos a su manera. El repaso se empecina en mantener fresco y presente un pasado glorioso que huele a tiempo transcurrido. Algo de esto sucede en el rugby, más todavía durante 2009, un año en el que las estadísticas deportivas de los Pumas no dibujaron una línea creciente, a pesar de que la producción y el surgimiento de jugadores invitan a soñar con un porvenir auspicioso.

Nada será comparable con el tercer puesto logrado en Francia 2007. No es justo trazar semejanzas entre generaciones y rendimientos. Aquella gesta inolvidable de París dejará por siempre huellas profundas en la memoria, y mucho más en estos tiempos, en los que ese logro sirvió como el punto de partida de un futuro que se acerca a los latidos de la realidad. De no haber sido por el bronce mundialista, a los Pumas jamás se les iban a abrir las puertas de una competencia regular, como será el Cuatro Naciones a partir de 2012, con la Argentina mezclada entre las súper potencias del Hemisferio Sur.

La invitación de la Sanzar (el organismo que reúne a las uniones de Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia) a conformar el torneo de las Cuatro Naciones responde a otras causas, más allá de la conquista deportiva de Agustín Pichot y su tropa. En la saga del progreso hubo episodios traumáticos, aunque resueltos con madurez. El más emblemático, quizá, fue el acuerdo unánime de las uniones que integran la Unión Argentina de Rugby (UAR) para autorizar al organismo a contar con un equipo profesional bajo las luces de la ley y el reglamento. Un acierto mientras no se atente contra el rugby de base, el de los clubes, donde aún campea feliz el amateurismo.

Esta dicotomía es necesario comprenderla y convivir con ella. Así también lo debe entender la International Rugby Board (IRB), un organismo que asiste financieramente a la Argentina con ocho millones de dólares en un lapso de tres años.

Otro paso decisivo fue la creación del Pladar. Reunir a los mejores rugbiers del país en los centros de alto rendimiento con el afán de formar a los Pumas del futuro es un acierto que servirá para acortar brechas con las potencias. En cuanto a las diferencias económicas, la distancia siempre será abismal. La UAR administra un presupuesto anual de 25 millones de pesos (unos 6.500.000 dólares), mientras que Australia, por citar un ejemplo, maneja unos 80 millones de dólares.

En su sinuoso camino hacia un merecido lugar en competencias internacionales, el rugby argentino dará en 2010 un salto clave e histórico. Desde mediados de febrero y durante dos meses y medio, un seleccionado compuesto por jugadores que actúan en el país participará de la Vodacom Cup, el segundo torneo profesional más importante que se desarrolla en Sudáfrica.

Mucho tuvo que ver en esta oportunidad la amabilidad de Oregan Hoskins, el presidente de la Unión Sudafricana. Decía Hoskins ante LA NACION, cuando lo del Cuatro Naciones se reducía a deseos: "El problema son Australia y Nueva Zelanda, que no quieren resignar un calendario que les favorece y tampoco desean viajar distancias largas. Tienen, además, temor de perder, porque saben que si van a enfrentar a la Argentina a Buenos Aires el riesgo de una derrota es grande. Nos unimos a la UAR para acabar con las injusticias".

El mensaje de Hoskins es hoy de armonía, con elogios para la futura inclusión de los Pumas. Su audaz puño de gestión, sumado a la simpatía que le tiene a la Argentina, ayudó a superar las exigencias de la televisión y los auspiciantes, al fin y al cabo, quienes administran el dinero que hará posible el esperado desembarco puma en una competencia regular. Será en 2012, después del Mundial de Nueva Zelanda, que se jugará un año antes.

13 partidos dirigió Santiago Phelan a los Pumas, con un saldo de ocho derrotas y cinco victorias. Se anotaron apenas 11 tries

50 por ciento de efectividad fue la de los Pumas durante 2009: ganaron tres de los seis partidos que jugaron. Las victorias fueron ante Inglaterra, Escocia y los Barbarians Franceses.

El dato

La Sanzar, la UAR y la IRB deberán confirmar el modelo financiero que se aplicará para el Cuatro Naciones.

Dixit

"Es un gran paso la invitación para el Cuatro Naciones, pero ahora hay que estar preparados para un torneo de esa magnitud".

Santiago Phelan (DT)

Por la continuidad y el progreso

Luis Castillo sucedió a Porfirio Carreras en la presidencia de la UAR. "Las exigencias del rugby internacional hacen que uno deba seguir cierta línea. Apuntamos a conservar el Pladar y los centros de alto rendimiento, que tienen gran potencial", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.