Mundial de rugby: la fiesta argentina se hace sentir sobre la mayoría inglesa

Las referencias a las Malvinas quedan solamente en las canciones argentinas; en lo previo a los Pumas vs. Inglaterra todo fue buena onda.
Las referencias a las Malvinas quedan solamente en las canciones argentinas; en lo previo a los Pumas vs. Inglaterra todo fue buena onda.
Alejo Miranda
(0)
5 de octubre de 2019  • 04:16

TOKIO.- Ya en el tren de Shinjuku hacia el estadio los argentinos se hicieron sentir. "No me importa lo que digan los demás, cada vez te quiero más", se escuchó fuerte en el vagón de al lado. Eclipsando los anuncios que emitían los altoparlantes, por primera vez con traducción al castellano. Hasta los ingleses, que suelen perder la compostura cuando salen de su país, se sorprendían. Ni hablar de los japoneses, acostumbrados al silencio en el transporte público. Hasta hablar por teléfono está prohibido.

Ya en las adyacencias del Tokyo Stadium esa efervescencia se convirtió en euforia, alimentada por la cerveza, indispensable para calmar el calor y el sol que se combinaron para que la temperatura ascendiera a los 30 grados. Buena cantidad de argentinos en lo previo; a primera vista, más que en los partidos anteriores.

Los argentinos se ganaron la simpatía del público local
Los argentinos se ganaron la simpatía del público local Crédito: La Nación

"Somos locales otra vez", exageraron los simpatizantes celestes y blancos, pintados y embanderados, eclipsando el tímido "Swing Low Sweet Chariot" que insinuaban los ingleses, mucho más numerosos e igualmente sedientos, aunque menos ruidosos. De hecho, la de Inglaterra es la mayor contribución de turistas del Mundial.

"Esta es la banda loca de la Argentina, la que de las Malvinas nunca se olvida", empezó a sonar en un momento. Pero siempre en un marco de camaradería con los ingleses, todos ataviados con disfraces pintorescos -varios, de caballeros medievales-, que se prestaban alegremente a fotos.

La hinchada argentina levanta a un aficionado japonés; mucha diversión fuera del estadio Tokyo.
La hinchada argentina levanta a un aficionado japonés; mucha diversión fuera del estadio Tokyo.

Un japonés quiso sumarse y fue levantado en andas al canto de "konichiwa, konichiwa", que significa "buenas tardes, buenas tardes". Incompresible, pero divertido.

Los japoneses, que están asistiendo en gran número a todos los estadios y contribuyendo a un gran Mundial, se sorprendían con la euforia de los argentinos y no tardaron en tomar partido. Muchos llegaban con la camiseta de su país y la cara pintada celeste y blanco.

Un caballero inglés consagra a un argentino: rivalidad con buena sintonía entre británicos y albicelestes.
Un caballero inglés consagra a un argentino: rivalidad con buena sintonía entre británicos y albicelestes.

Los ingleses, confiados; los argentinos, esperanzados. Así se vive lo previo a los Pumas vs. Inglaterra en Tokio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.