Para Alumni, la diferencia fue Van der Ghote

En el duelo de pateadores, ganó el fullback del equipo de Tortuguitas, que anotó todos los puntos (seis penales, un try y un gol) en el éxito sobre Champagnat por 25-18
(0)
25 de abril de 2004  

Desde el comienzo se planteó como un duelo de pateadores. De un lado, el joven Agustín Durand, apertura de Champagnat. Enfrente, el experimentado Santiago Van der Ghote, fullback de Alumni. Pero la diferencia no estuvo en la certeza: el Chino marcó el único try del partido y sumó la conversión y allí estuvo la diferencia en favor del conjunto de Tortuguitas, que se llevó el triunfo por 25-18 en un partido cerrado, aburrido, sin grandes acciones.

¿Sólo el nombre de Van der Ghote justifica que el éxito de Alumni? Sí, porque no hubo un dominador en el encuentro. Excesivamente cortado fue el desarrollo del match en General Pacheco: infracciones en los rucks, marcas pasadas, problemas en el scrum, agresiones. Todo sumó para que hubiera un sinfín de penales en los 80 minutos.

Y fue allí donde se los requerió a Van der Ghote y a Durand. El primer tiempo lo encontró al hombre de Champa como vencedor del duelo, con cuatro aciertos a los palos, contra tres de su rival (12-9 el parcial).

¿Y el juego de ambos? Alumni era un poco más en el scrum y sacaba varios cuerpos de ventaja en la hilera, donde Wargon y Azpiroz obtuvieron una innumerable cantidad de pelotas de calidad para su equipo. ¿Por qué no las aprovechó? Porque se topó con una buena presión de Champa, que daba pocos espacios para que los rojiblancos desplegaran el juego. Y el maul (otra buena herramienta de ataque) no dio todos los dividendos posibles.

Lo del equipo local era más discreto. El empuje de sus centros, la patada de Durand y poco más. Sólo en un par de ocasiones en el partido generó murmullos por la cercanía del try: Battilana en el primer tiempo (quedó a centímetros del ingoal, bajo los palos) y una corrida electrizante de Aguirre por la izquierda en el segundo tiempo (detenida por un tackle salvador de Carballo).

Lo cierto es que en la segunda mitad todo siguió igual de parejo. Al menos, hasta los 17 minutos: scrum sobre el sector derecho del ataque de Alumni, se abre el juego, perfora Peri Brusa por el centro; no apoya el tercera línea, pero despliega el juego hacia la izquierda, donde apareció Van der Ghote para zambullirse al try. Fue la última razón para explicar por qué el fullback fue el jugador que marcó la diferencia.

Un perfume para el mejor

En la cancha de Champagnat se estrenó ayer un palco especial para los socios del club, que tiene el auspicio de una empresa de cosméticos. Y al final del partido, se le entrega un perfume al jugador más destacado del partido. Ayer el halago se lo llevó Santiago van der Ghote.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.