Se fueron con golpes y heridas

(0)
23 de junio de 2002  

La derrota frente a Inglaterra no sólo impactó en el ánimo de los jugadores argentinos. Varios terminaron el partido con golpes, contusiones y cortes.

Felipe Contepomi recibió un fuerte traumatismo en el muslo izquierdo y se retiró de Vélez con hielo en la zona afectada y una visible renquera. Según Mario Larrain, el médico del plantel, “habrá que ver como amanece mañana (por hoy) pero es para tener en cuenta”.

Aunque jugó pocos minutos, Mario Ledesma fue uno de los más perjudicados. El hooker recibió un fuerte impacto pocos segundos después de reemplazar a Federico Méndez y se retiró del estadio con un dolor en la parrilla costal, aunque se descartó una lesión seria.

Otro de los que sufrió el rigor inglés fue Gonzalo Quesada. Durante el partido fue atendido varias veces en su codo izquierdo, y aunque el apertura dijo que es sólo un golpe que no le impedirá jugar en Sudáfrica, no se descarta que haya sufrido un pequeño esguince. Quesada tuvo también una contusión en la frente.

Rimas Alvarez y Gonzalo Camardón sufrieron cortes. El segunda línea fue el más afectado: recibió una sutura en la ceja izquierda y soportó otros golpes en el rostro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.