Sensaciones contrapuestas

Pese al éxito, los sanisidrenses no se fueron a gusto, mientras que la producción les dejó una buena señal para el futuro a los vencidos; reapareció el ala Roberto Travaglini
(0)
25 de abril de 2004  

Aliviado por el resultado, pero para nada satisfecho con la producción, el entrenador Juan Araujo Müller no escondió su disgusto por la actuación del CASI. "No me gustó cómo jugó el equipo; regalamos el primer tiempo y, la verdad, lo sacamos barato. Estuvimos muy desconcentrados; una prueba de ello fue que en la primera salida se cometió penal. Como si fuera poco, después nos amonestaron a dos jugadores, y estar 20 minutos con catorce es demasiado", remarcó con franqueza el líder del staff de entrenadores académicos.

No sólo tendrá que recomponer su juego el CASI para recibir el próximo sábado a Los Matreros, sino que también se verá forzado a acomodarse ante la enorme cantidad de ausencias, la mayoría causada por lesiones y dos (el capitán Martín Aramburú y Sanz) por convocatorias para los Pumas. Ayer se retiró bastante dolorido Girardi por un esguince de la rodilla derecha, y también dejó la cancha Spinelli por una molestia en un muslo . La nómina de lastimados se completa con Zaldívar (contractura), Casanova (distensión de ligamentos), Böck (tiene un mes y medio más de inactividad por una distensión de ligamentos) y Pérez Guimil (desgarrado). Por razones laborales, Guerrero tampoco pudo estar disponible para este compromiso.

El encuentro marcó la vuelta de Roberto Travaglini a la primera del conjunto sanisidrense, que luego comentó: "Estoy con ganas otra vez. El año pasado, después de doce temporadas, me tomé un año sabático y ahora me recargué de energía. ¿Cuáles fueron los méritos para ganar? Fundamentalmente, la mentalidad y la actitud en los momentos clave. No bajamos los brazos, y eso que nos afectó bastante las amonestaciones".

La derrota no causó tanto pesar en los hombres de Belgrano. Al menos eso se comprobó al escuchar al técnico Alejandro Voltán: "Durante la primera parte controlamos el juego, pero no concretamos en puntos ese dominio. Igual, me voy conforme por la actitud, por la entrega. Hicimos un partido parejo ante un gran rival como el CASI; podía haber ganado cualquiera. Lo que nos faltó hoy (por ayer) sólo se corrige con trabajo. Por eso creo que estamos bien".

El nuevo gladiador de la tercera línea académica

Ramiro Alarcón

El CASI es prolífero en eso de contar con terceras líneas batalladores; la vacante dejada por el lesionado Federico Böck le dio la oportunidad de Alarcón, que ha demostrado ser un perfecto discípulo de sus antecesores. Pese a la adversidad en la que debatió la Academia, el N° 8 resultó un líder de la entrega y la voracidad para tacklear.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.