Ruggeri lo aconsejó, Centurión lo escuchó, pero nunca lo entendió

Centurión recibió consejos en la mesa de Mirtha Legrand
Centurión recibió consejos en la mesa de Mirtha Legrand Crédito: @Centurion
Claudio Cerviño
(0)
19 de abril de 2019  • 23:59

Fueron semanas intensas para Ricardo Centurión . Meses. Años. Todos le hablaron, de un tono u otro, con motivo de sus reiteradas inconductas. No es un chico: ya tiene 26. Hace poco, en una entrevista con Fox, trató de justificar el porqué de sus costumbres poco profesionales y carácter conflictivo. "Lo que pasa es que yo de noche no tengo sueño, entonces me gusta salir a tomar algo. Todas las noches. Me gusta salir a tomar algo con amigos. Y si un amigo mío me dice que no, que es mejor que me quede durmiendo, yo salgo igual. Le digo quedate a dormir vos. Si no venís, salgo solo".

Entonces, Oscar Ruggeri , que en sus tiempos de entrenador hizo debutar a Sergio Agüero en Independiente cuando el Kun apenas tenía 15 años, le habló casi como un padre. "Pero vos podés jugar en la selección. ¡No te pierdas la posibilidad de jugar un Mundial!". Y fue más explícito: "Yo quiero que a las 9 de la noche cenes, o a las 9 y media, y que te acuestes a las 12, o a las 12.30, o a la 1. Normal. No te estoy pidiendo una locura. Yo estuve en 3 Mundiales. No hay nada que se le acerque a lo que sentís cuando pasa una cosa así. Nada. Ni lo que puedas vivir en Racing ahora, ni lo que viviste estando en Boca tampoco". Centurión se despidió con un "Te escuché atentamente y te tomo el consejo".

A los pocos días, muy elegante, Centurión se sentó en la mesa de Mirtha Legrand . Dijo sentirse perseguido por algunos medios, que no tiene privacidad, que todos están esperando para matarlo. "Es como si viviera en Gran Hermano. A cualquier lado que voy me filman. Están esperando que me equivoque", especificó. Enfrente suyo, Alfredo Casero y Baby Etchecopar . En medio del análisis político-social del humorista-actor-twittero y del periodista, Centurión recibió otros consejos. Etchecopar hasta comparó la situación con Diego Maradona . "A Maradona lo aplauden. Con vos están ensañados. Por ahí sos demasiado bueno. No tendrías que pedir disculpas". Justo Maradona, que más allá de las innecesarias adulaciones de turno, tiene flancos personales que lo dejan expuesto a cada paso y es intervenido quirúrgicamente sin anestesia por los faranduleros goleadores de área.

"Un momento adrenalínico. La gente lo tiene que entender, va a pasar y se va a acomodar. Se te subió una adrenalina. Nada más. Seguí cobrando y olvidate", le transmitió Casero.

Centurión con Juan Cáceres, el compañero de la reserva de Racing con el que tuvo el último incidente
Centurión con Juan Cáceres, el compañero de la reserva de Racing con el que tuvo el último incidente Crédito: @Centurion

Está claro qué consejos tomó Centurión, a pesar de la atención que, dijo, le prestó a Ruggeri. Llegó en mal estado a una práctica de la reserva de Racing el jueves y terminó casi a las trompadas con su compañero Juan Cáceres. Después, posteó fotos distendido en Instagram de un paseo por Puerto Madero. Y ayer mismo, el manager de Racing, Diego Milito , asistió al partido de la reserva con San Martín de Tucumán (victoria por 3-2), en el que, obvio, no estuvo Centurión y paradójicamente fue figura... Cáceres. Justo en la semana en la que el DT de Primera, Eduardo Coudet , había señalado que "me sentaría a tomar un café con Centurión a nivel personal, no profesional". Su suerte en Racing está echada hace rato.

Palabras como las de Etchecopar o Casero en oídos de Centurión son como nafta al fuego. En rigor, no se necesitaban nuevos escándalos de Centurión para saber que Ruggeri entiende mucho más de fútbol y de comportamientos profesionales deportivos que Casero y que Etchecopar. La realidad es que Centurión no discierne entre los mensajes buenos y los nocivos. Y volvió a tomar una decisión equivocada. La enésima.

Racing no lo quiere más, pero ahí no termina su odisea: el tema es quién querría hacerse cargo del problema. Curiosamente, Luis Zubeldía, además de considerar que el fútbol mexicano "lo sanaría", lo recibiría con gusto en Lanús. Pedro Monzón le abre las puertas de Argentino de Quilmes. Muchos creen tener la receta para enderezar un transitar sinuoso, pero que invariablemente termina rompiendo el guard-rail.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.