Running: La elite unida para potenciar el atletismo

El encuentro organizado por lncorre reunió a los referentes del deporte en el país para hablar del futuro de la disciplina y su nexo con las carreras de calle; cómo aprovechar la masividad
Damián Cáceres
(0)
3 de diciembre de 2015  

La tercera #experienciaLNCorre se desarrolló el lunes pasado en el Museo Malba. Si en las ocasiones anteriores los ejes centrales fueron "Las edades del running" y "El desafío del running", esta vez el foco fue "La elite del running". Sin ser una contradicción, la intención de las charlas de corredores para corredores, moderadas por Daniel Arcucci, secretario de Redacción de LA NACION y corredor amateur, es acercar los caminos del running y el atletismo. Por cierto, una búsqueda que LNCorre propicia en todas sus plataformas. Es decir, que el fantástico y marketinero combustible del running active y potencie al deporte madre para propiciar que la masividad de las carreras de calle deje su huella en la pista, el lugar donde se forman los atletas de elite.

El ciclo comenzó con un emotivo video que repasó las frondosas carreras deportivas de Antonio Silio, que registró récords argentinos de maratón, media maratón, 10.000, 5000 y 3000 metros; Luis Migueles, desde hace 30 años plusmarquista nacional en 800; Oscar Cortínez, ocho veces campeón argentino de maratón, y Leonardo Malgor, hacedor de Mariano Mastromarino y María Peralta, dos de los tres atletas que tienen marcas para la maratón de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016 (el otro es Luis Molina). La jugosa conversación entre Arcucci y las cuatro leyendas vivientes del atletismo nacional transcurrió en poco más de una hora que sirvió para dejar en claro que la Argentina está en condiciones de dar un paso superador para que su atletismo salga del ostracismo y, al menos, vuelva a ser una potencia en la región.

"Fuimos una generación casi única, que hacía muchas locuras para evolucionar, como vender todo para irse a correr a España", sostuvo Migueles. Una frase que no pasó inadvertida y fue recogida por sus pares. "Hoy los chicos se entrenan más hablando que haciendo. Cuesta lograr su compromiso a largo plazo", apuntó Malgor. Y Cortínez esbozó un problema casi coyuntural alegando que "el atleta de elite no puede ni debe correr todas las carreras del calendario". En sintonía, el entrerriano Silio añadió: "Hay que sacar algo de la carrera masiva. La Confederación [Argentina de Atletismo, CADA] debería priorizar al atleta y regir el calendario de carreras de calle". Asimismo trazaron un paralelo con el corredor aficionado, que busca tan sólo superarse y que colmó el Malba. "Los aficionados son muy difíciles y quieren correr todo lo que aparezca. Por más que sepan que no pueden, quieren hacerlo", juzgó Malgor.

Luego fue el turno del prestigioso doctor Néstor Lentini, especialista en medicina del deporte y director del Laboratorio de Fisiología del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), quien didácticamente se refirió a la recuperación y la hidratación en el alto rendimiento y la larga distancia. Para ello precisó que se debe entrenar la hidratación del mismo modo que la corrida, con un consejo básico: beber antes de empezar a sentir sed. "La falta de hidratación genera el aumento de frecuencia cardíaca y eso lleva al agotamiento", indicó.

De inmediato, Germán Laurora y Martín Etchaleco, profesores de la red de gimnasios Megatlon, analizaron cómo se entrenan los corredores de elite para explicar qué pueden tomar de ellos los amateurs. En conjunto, desarrollaron su tesis de por qué la planificación forma una parte esencial de la preparación general. "El entrenamiento de fuerza es primordial para la resistencia de los corredores. Eso conlleva una correcta planificación que debe estar acompañada por una evaluación y requiere el descanso necesario para llegar óptimo al momento de la competencia", señalaron.

Con una breve introducción, tras un video que mostró a los atletas argentinos que están procurando la marca olímpica para los Juegos de Río en maratón (2h16m o menos en hombres, y 2h39m o menos en mujeres), se contó por qué LNCorre fue el único medio periodístico nacional que tuvo un enviado especial en la maratón de Valencia, carrera a la que asistieron ocho argentinos y que tuvo al marplatense Mastromarino como preclasificado (la lista olímpica se cerrará el 24 de abril de 2016 en la maratón de Londres). "No es imposible unir el running con el atletismo. Por eso es importante el ejemplo que los padres den a sus hijos con la participación en las carreras de calle", dijo Mastromarino.

El cierre estuvo a cargo del actor y humorista Daniel Campomenosi, que con un espectáculo de stand-up sobre su padecimiento al correr y nunca alcanzar un podio divirtió al público y lo sorprendió con un entretenido sorteo que implicó una guerra con pelotitas de telgopor para anunciar finalmente que #experienciaLNCorre continuará el año próximo.

Un sueño de un millón de euros

La construcción de la pista de atletismo en Parque Sarmiento requiere poco más de 400.000 euros para la superficie y los implementos de entrenamiento y competición, y casi 600.000 para lo circundante: base, riego artificial, cercado, vestuarios, cámara de locución y photofinish, parquización y tribunas.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.