La psicología de la corredora: en los pies de ellas

.
.
La práctica deportiva ya no tiene que ver sólo con el cuidado de la imagen corporal; en la actualidad, esa máxima perdió relevancia; sobran los motivos que hacen del running un estilo de vida que las fortalece física y emocionalmente
(0)
5 de diciembre de 2016  • 10:37

Domingo, 6 en punto, suena el despertador. Es hora de levantarse y prepararme para el gran entrenamiento matutino con las chicas. Unos metros más allá, los nenes y mi esposo descansan… Intento no hacer ruidos para no despertarlos. Mientras desayuno, les escribo una notita: "Mamá se fue a entrenar para su próximo desafío. ¡¡¡Los Amo!!! A mi regreso desayunamos todos juntos...".

Mariana, de 45 años, era una mujer que vivía abrumada por los quehaceres de la casa, la familia, las obligaciones, el trabajo. En sí, una exagerada del orden y la limpieza. Un día, mientras jugaba en el parque con sus hijos, vio a un grupo de chicas haciendo deporte al aire libre y pensó: "Qué lindo hacer algo así… Un deporte que me guste, moverme un poco, generarme un pequeño espacio para sentirme mejor con mi físico, despejarme, sentirme con más ánimos aún". Al día siguiente fue al mismo lugar y, sin dudarlo, comenzó. "Mi contexto, mi familia, mis responsabilidades no cambiaron. Pero algo muy íntimo en mí sí cambió: darme la oportunidad de conectarme con mi cuerpo, con mi mente y mis emociones me hicieron conocerme aún más", cuenta. Hace una pausa larga y continúa: "Conocer mis habilidades físicas dormidas, mi fortalezas. Aprender sobre la confianza emocional y espiritual fue un paso adelante". Sin dudas, Mariana pudo mejorar su estima, respeto y sentimientos de sí misma, sentirse plena y en equilibrio.

Desde la Investigación de la Psicología del Deporte y el Alto rendimiento refieren que las mujeres que practican deporte con frecuencia desarrollan rasgos de personalidad distintos a las mujeres que no lo hacen. Hay diferencias en su capacidad de autonomía, autoimagen, auto concepto. Todas habilidades que se refieren a la manera en que se ven a sí mismas de manera positiva. Esta visión se va arraigando en función a las experiencias y logros que van alcanzando en cada desafío que se proponen. La mayor confianza en sí mismas se ve reflejada al relacionarse con su mundo, estima personal, cuidados de su imagen corporal, alimentación, autorregulación emocional (mayor sentido del humor y autocompasión ante situaciones adversas), adaptación positiva en situaciones críticas, mayor flexibilidad y resiliencia.

Fortaleza: hacer deporte con frecuencia puede convertirse en un hábito que mejora la capacidad de perseverancia. Aplicar estos síntomas en otros órdenes de la vida potencia a la persona en distintos

Tiempo atrás, la prioridad de la Psicología del Alto rendimiento y sus prácticas estuvieron orientados a optimizar las habilidades físicas y psicológicas con las que cuenta un atleta. Si bien las principales investigaciones fueron con hombres, estos resultados intentaron ser replicados en la mujer, finalmente no encontraron similitudes sino diferencias. Así, los entrenadores comenzaron a darse cuenta que esos mitos intrínsecos propios del género femenino no eran impedimentos para que la mujer comenzara a insertarse aún más en el deporte y hasta competir en las mismas condiciones que el hombre. Con esto se modificó el concepto erróneo de que la mujer durante el ciclo menstrual (ver página 28) fluctuaba en su rendimiento. Se dio un paso adelante porque el ciclo no incidía en la planificación y a favor tenía mayores fortalezas como la prolijidad, metodología, constancia, fortaleza emocional, sensibilidad sobre el dominio y mejoramiento personal al momento de encarar una prueba. En tanto, los hombres buscan el resultado frente a un oponente.

En la actualidad, las mujeres coinciden en muchas razones por las cuáles eligen practicar deporte como un estilo de vida pleno y saludable, y ya no sólo tiene que ver con cuidar la imagen corporal:

- Favorece a la concentración, la atención pura: no es posible entrenar el cuerpo y estar totalmente desconectado de él. Es importante tener en cuenta que cuando corrés o andás en bicicleta tus pensamientos deben ir conectados con las funciones vitales: la respiración y el movimiento de brazos piernas. Todo ello implica estar presente en lo que se está realizando. Esta atención permite disfrutar al máximo de la actividad y ser consciente de que sólo se puede hacer una cosa específica a la vez. Y, concentración de por medio, será más fácil continuar y no dejar la actividad.

- Bajan los niveles de tensión: a pesar de que la mayoría de las personas necesitan del estrés positivo para lograr sus objetivos, hay una gran cantidad de estrés negativo que se interpone en sus vidas y que pone de manifiesto un desbalance. Por este motivo, hacer deporte ayuda a canalizar ese estrés negativo. Esto explica por qué uno se siente mejor después de entrenar: el cuerpo siente que superó algo.

- Cultivar la perseverancia: la práctica de un deporte con frecuencia puede convertirse en un hábito. La enseñanza consiste en la capacidad de perseverar. Ese sentimiento que impulsa a decir: "Sí puedo", y motiva a terminar lo que se empezó. Y cuando se logre aplicar esa perseverancia a otros aspectos de la vida, seguramente aparecerá la idea de que se trata simplemente de continuar adelante, sin importar a la velocidad a la que se vaya. Porque lo verdaderamente importante es avanzar, siempre.

Resiliencia

Se trata del proceso de adaptación a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes (laborales o financieras). Significa "rebotar" de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte. La gente comúnmente demuestra resiliencia. Ser resiliente no significa que la persona no experimenta dificultades o angustias. La resiliencia incluye conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona.

Por Cecilia Vallona, Licenciada en Psicología (MN 51.257).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.