San Antonio perdió con Golden State: ni la lesión de Stephen Curry frenó a los Warriors, que se impusieron 110-107