La NBA. San Antonio quedó muy comprometido