Los octavos de final de la Copa Santander Libertadores. San Lorenzo, con el desahogo final