San Lorenzo: con el mismo equipo y con temor por el rival