Se terminó la ilusión

(0)
25 de octubre de 2000  

Quedarse a mitad de camino no es sinónimo de Vélez en los últimos tiempos. Ni los jugadores ni los dirigentes ni los simpatizantes del club de Liniers están acostubrados a no jugar por algo a esta altura del año. Es que la vanguardia del torneo Apertura ya quedó demasiado lejos para el equipo del uruguayo Oscar Washington Tabárez. Y, desde anoche, también está afuera de la Copa Mercosur.

En la última década, en el paladar de los hinchas de Vélez sólo se degustaba de las mejores mieles. Por eso el encuentro en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, ante Flamengo, había adquirido un valor fundamental. Se había convertido en la última esperanza y la única posiblidad de mantener el protagonismo en el año.

Los jugadores eran conscientes del momento. Antes de viajar a Brasil, las palabras lo reflejaban . "Quedamos lejos de la punta del Apertura y ahora el único objetivo es la Mercosur", admitía el defensor Federico Domínguez. Y el capitán José Luis Chilavert iba más allá: "Ahora sólo nos queda mantenernos en el plano internacional", analizaba el arquero paraguayo.

El sueño de seguir en carrera se terminó. Ahora Vélez deberá soportar el golpe. El interrogante es cómo asimilará una situación a la que no está acostumbrado.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.