Serbia y Montenegro, lleno de dudas