Sexo, mentiras y Neymar

La columna de Ezequiel Fernández Moores
La columna de Ezequiel Fernández Moores Fuente: LA NACION
Ezequiel Fernández Moores
(0)
11 de junio de 2019  • 23:59

Cada 11 minutos una mujer es violada en Brasil", afirma la abogada feminista Maira Costa Fernandes. Son 130 mujeres por día. Casi 50.000 al año. O medio millón, porque estudios oficiales indican que sólo el 10 por ciento de las mujeres hace la denuncia oficial. Y que apenas 1 o 2 por ciento de los violadores son condenados. Fernandes lleva años luchando. Pero el Comité de América Latina y del Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) acaba de expulsarla. No le gustó verla como abogada de Neymar . Que defienda a un acusado de violación. Fernandes está "convencida" de que la "denuncia es falsa" y que "no ayuda en nada". Cuentan que Neymar estalló en llanto el jueves pasado cuando, ya en el centro del escándalo, salió lesionado en el amistoso ante Qatar. Y que su padre debió entrar en el vestuario porque nadie podía calmarlo. Figura central, negocio rodante, Neymar, lastimado, será la gran ausencia de la Copa América que comienza este viernes en Brasil.

Ni siquiera sirvió la visita de apoyo personal que le dio Jair Bolsonaro. El presidente que primero llamó "puta" a una diputada y luego, en pleno debate parlamentario, le dijo que ella era tan fea que ni siquiera "merecía" ser violada. Najila Trindade Mendes de Souza no es "fea". Es modelo y tiene 26 años. Envió sus fotos y ruegos de amor a Neymar por Instagram. Neymar le mandó boleto de avión. Pero, ya en la habitación 203 del Sofitel de París, Neymar, según Najila, fue violento y no atendió sus reclamos de que, aún desnudos y en la cama, "no es no".

"Me violó", acusó Najila. La prensa recordó los modos de niño caprichoso del crack millonario precoz. "Peter Pan brasileño". Sus simulaciones que causaron risa en el último Mundial de Rusia. Los patrocinadores que consigue el padre e imponen fiestas de cumpleaños aún cuando el crack está lesionado y PSG, que le paga 45 millones de euros anuales, es derrotado en la Champions. Resurgieron los Toiss, el insólito grupo de amigos rentados que viaja siempre con él para entretenerlo, especialmente de noche. Los medios recordaron también la vieja advertencia del DT René Simoes por un ataque de furia que Neymar tuvo en 2010 en Santos porque no lo dejaban patear un penal. "O le ponen freno -avisó esa noche Simoes- o se convertirá en un monstruo".

Neymar se defendió publicando conversaciones privadas con su acusadora, un delito en Brasil. "Pornografía de venganza", lo acusó Carla Vitoria, abogada feminista. "Narrativa de hombres que defienden a hombres", agregó Maira Liguori, de la ONG Think Olga. El periodista que entrevistó en primicia al padre de Neymar, informó Beatriz Jucá, estaba acusado de acoso en su trabajo. "No sabemos si hubo violación, pero sí sabemos la crueldad con la que Neymar (que tiene 120 millones de seguidores en Instagram) expuso a una mujer", se lamentó la antropóloga Débora Diniz. El relato que protege al crack y llama p... a la mujer, dijo otra especialista, alimenta la "cultura de la violación". La cultura que alimentaron en Francia el exjugador Jerome Rothen y el periodista Daniel Riolo, suspendidos por la cadena RMC Sport por sus comentarios machistas del caso: "¿Viste a la chica? -decían ante las cámaras-. Yo esperaba un jugador interestelar, pero es de segunda división".

Mike Tyson contó que hubo un tiempo en el que creía que si una mujer lo miraba o lo saludaba era porque quería acostarse con él. Que amaba cuando la mujer le decía "no". Que se filmaba teniendo sexo con el cinturón de campeón mundial. Y que su única religiosidad estaba "en la punta" de su pene. Pero aún hoy niega haber violado a Desiree Washington, la concursante Miss América que en 1991 subió a su habitación a las 2 de la madrugada y planeó una millonaria demanda civil mientras lo ponía preso. ¿Habrá efectivamente "una industria macabra y salvaje" montada para extorsionar a deportistas famosos, como afirmo el sicólogo deportivo Marcelo Roffé cuando radio Mitre lo consultó por el caso Neymar?

A Najila no le creen sus propios abogados. El lunes renunció el tercero. La modelo dice ahora que le robaron la tablet en la que, supuestamente, estaban los 7 minutos claves de una filmación base de su denuncia. Najila, que tiene una hija pequeña y deudas importantes, perdió 10 kilos, sufre pánico y amenazas y corre riesgo de ir presa. "Mi vida -dijo el domingo por TV- es una pesadilla".

Dos adultos que se desconocen a sí mismos, y que se usan como objetos, se citan primero, y se pelean luego, a través de las redes sociales. "Acostarse con un b... -dijo la psicoanalista Alexandra Kohan- no es violencia". "El patriarcado -respondió Kohan ante otra pregunta- no es el varón, es un sistema de opresión, porque incluso hay mujeres patriarcales". Neymar suele ser actor central en el Parque de los Príncipes, el estadio en el que Argentina debutó este lunes en el Mundial femenino de Francia. Es un Mundial inevitablemente asociado a la ola feminista. La ola que, aún admitiendo que algunos escraches podrían ser evitables, se pregunta, como escribió la periodista Agustina Paz Frontera, si acaso, después de tanto y tanto silencio, "es posible acusar sin dañar", "cuidar al verdugo" o "matizar sus monstruosidades". El monstruo victimario. Y el monstruo víctima.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.