La asamblea de representantes. Sí al presupuesto