La situación con Blanquiceleste. Sigue el conflicto