Silver Planet se sacó la mufa y alcanzó su mejor victoria

El Fitzcarraldo ganó de punta a punta el clásico Progreso gracias a una gran conducción de Rubén Laitán
El Fitzcarraldo ganó de punta a punta el clásico Progreso gracias a una gran conducción de Rubén Laitán
(0)
21 de agosto de 2000  

S i hubo un caballo al que la mala suerte le corrió a la par durante los últimos tiempos, ése fue Silver Planet ; una fractura, úlceras y cólicos hicieron sacarles canas verdes a los suyos, con Guillermo Frenkel Santillán , su cuidador, a la cabeza.

Sin embargo la mufa olvidó pasar ayer por San Isidro y el hijo de Fitzcarraldo consiguió su primer triunfo en una prueba de grupo, tras ganar de punta a punta el clásico Progreso (GII-2400 m).

En su victoria mucho tuvo que ver la magnífica conducción que le brindó Rubén Laitán , que manejó el ritmo del desarrollo a su antojo. Apenas se abrieron los partidores ubicó a Silver Planet al frente y, con suaves parciales (25s54/100, 50s20/100 y 1m15s41/100 para los 400, 800 y 1200 metros, respectivamente), cubrió la primera milla; a partir de allí, Laitán pisó el acelerador y esas energías que ahorró al comienzo le sirvieron para desentenderse de sus rivales en la recta.

El escolta resultó El Estanco , con All Fizz en la tercera ubicación y Ever Speedy en cuarto lugar. Mientras, el gran favorito Potriwish , fracasó por completo y llegó último a una hectárea.

En el clásico Progreso volvió a aparecer un fantasma conocido por la categoría: la ausencia de caballos consistentes, algo que parecía haber quedado atrás tras las apariciones del exportado Sei Mi y de Potriwish. En el horizonte hípico nacional no surgen ejemplares de primera línea en tiros extensos, una muestra de que la drástica reducción que sufrieron las distancias de las carreras está haciendo daño.

El Progreso quedó en manos de un caballo que la luchó siempre y superó muchos obstáculos complicados a lo largo de su vida. Sin la mala suerte de por medio, Silver Planet consiguió el éxito que tanto merecía.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.