Entrevista con Julio Lamas. Sin margen para la frustración