San Lorenzo. Sin tiempo para festejos