La Copa Libertadores. Sólo cuatro minutos de televisación