El comienzo de un ciclo. Sólo las atajadas de Burgos y las pinceladas de Gallardo