Squillari, Calleri y un buen comienzo en Nueva York

Batieron a Sanguinetti y a Marín, respectivamente; Gaudio fue eliminado; hoy debutan Puerta, Gumy, Labat y Suárez.
Batieron a Sanguinetti y a Marín, respectivamente; Gaudio fue eliminado; hoy debutan Puerta, Gumy, Labat y Suárez.
(0)
29 de agosto de 2000  

NUEVA YORK.- Ocho es el número de argentinos que participan en el último Grand Slam del año. Y para los amantes de las cábalas, fue un número clave en esta primera jornada para los representantes argentinos. Porque en el court Nº 8, el cemento de Flushing Meadows recibió con una bienvenida exitosa a Franco Squillari (13º) y a Agustín Calleri.

En el arranque de este torneo, el parcial fue favorable por 2 a 1: la caída fue para Gastón Gaudio, que perdió ante el francés Arnaud Clement por 6-3, 6-4 y 6-2.

Una apertura que como factor sorpresa sólo tuvo una prolongada interrupción por lluvia, pero que en cuanto a resultados tuvo los triunfos de Sampras, Kafelnikov, Hewitt, Hingis, Venus Williams, Seles y Capriati, entre los más destacados.

Pero volvamos a los argentinos. Primero fue el turno de Calleri. Con el mismo estilo que le permitió tener un debut inolvidable por la Copa Davis en Canadá, es decir, jugando dentro de la cancha, con una notable solvencia en el servicio y una gran capacidad en la devolución, el cordobés se impuso al italiano Davide Sanguinetti por 7-5, 6-4 y 6-2, en una tarea de menor a mayor.

Alentado por su madre Sonia y por Valentina, su hermana, y una bandera argentina con el nombre de su ciudad natal, Calleri fue juntando gente alrededor de su cancha. Fueron unos pocos los que estaban en el comienzo, pero tras la interrupción de dos horas y media, muchos se acercaron para ver un final a pura potencia. ¿Una muestra? Los veinte puntos seguidos que obtuvo desde el último game del segundo set hasta el 4-0 del tercero. Ahora,Calleri deberá medirse con el checo Petr Kralert, proveniente de la clasificación y vencedor del español David Sánchez por 7-6 (7-4), 7-6 (7-3) y 6-2.

La posta fue tomada por Squillari. Metido en la cancha -uno de los secretos para explotar su potencia en superficies de este tipo-, fue una máquina durante gran parte del partido con el costarricense Juan Antonio Marín, al que venció por 6-3, 6-3 y 7-6 (7-5). También fue el primer triunfo del zurdo de Deportes Racionales en Nueva York. El drive de Totó, su arma preferida, funcionó a la perfección.

Pero, al igual que el tiempo, algunos nubarrones lo complicaron sobre el final. Llegó a estar 2-5 en el tercer capítulo, logró darlo vuelta y se colocó 6-5. Allí tuvo un match-point, pero el saque -cometió 12 dobles faltas- le jugó una mala pasada. El tie-break le puso el broche a una victoria más que merecida para Squillari, que ahora se medirá con el coreano Hyung-Taik Lee, otro clasificado, que eliminó al norteamericano Jeff Tarango por 6-3, 3-6, 6-3 y 7-6 (8-6).

"Costó, pero salimos adelante. La cancha estaba rápida. ¿Si el 8 es cábala? Todavía no, pero sirvió. Sí serán un amuleto los pantalones. Los voy a usar hasta el final", señaló Squillari.

Una parte de la Legión se fue con una sonrisa. Hoy será el turno de Mariano Puerta v. Thomas Enqvist (Suecia, 7º), Hernán Gumy v. Michael Russell (EE.UU.), Florencia Labat v. Justin Henin (Bélgica) y Paola Suárez v. Sylvia Plischke (Austria). Ninguno jugará en el court Nº 8, pero eso no significa que no vayan a tener fortuna. Nadie les puede robar la ilusión de una victoria, como lo hicieron Calleri y Squillari.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.