Roland Garros. Squillari v. Agassi, lo mejor