Tal vez nos tomen por idiotas...

Diego Morini
(0)
25 de febrero de 2015  

Todo es una gran mentira. El fútbol argentino se desangra. Total, está llenos de idiotas y no se puede culpar a algunos por esos idiotas que le hacen daño, ¿no? Porque no hay dirigentes cómplices, jugadores tramposos, DT complacientes, árbitros miedosos, organismos de seguridad que miran hacia otro lado, hinchas que nada tienen de hinchas. Es verdad, por un idiota no se puede andar perjudicando a todos. Se supone que la determinación de suspender por una fecha la cancha de Central (la cumplirá en la 5a fecha con Temperley) es correcta, si total no fue tan grave, apenas le rompieron la cabeza a Alfaro...

Ojo, sangre hubo, pero Alfaro se levantó y se siguió con el circo. El árbitro Ceballos dejó que tomara la decisión el DT de Arsenal, cuando era su responsabilidad suspender el partido. Total, era la culpa de un idiota. Y Alfaro fue claro: "Por un idiota no vamos a parar". Y está bien, pero ¿no sería saludable evitar una pandemia de idiotas? La AFA se apega al reglamento: agresión=una fecha de suspensión. ¿Ese idiota se rehabilitará en 15 días?

Porque en San Lorenzo aún no se identificó al que tiró el botellazo que dio en la cabeza del asistente, Juan Belatti, y la entidad de Boedo jugará un partido por la Libertadores, sin público. Pero ojo, en River hallaron una persona asesinada en una platea y clausuraron una tribuna, y también en el Monumental un hincha tiró una madera que dio en la espalda de Leandro Grimi y, como el crimen fue menor, se clausuró sólo ese sector. No se puede culpar a todos por un idiota. Porque hay que ser sinceros: ¿a quién se le ocurre sancionar todo un torneo sin público al club que le rompe la cabeza a un DT rival o que se aplique la quita de puntos? Es de idiota pensarlo.

Perdón, pero es inevitable pensar que quizá, sólo quizá, es posible que nos estén tomando por idiotas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.