Talleres consiguió darlo vuelta

Ricardo Gareca apostó a varios juveniles, perdía 1 a 0 con Central y terminó ganando por 3 a 1
Ricardo Gareca apostó a varios juveniles, perdía 1 a 0 con Central y terminó ganando por 3 a 1
(0)
20 de marzo de 2000  

CORDOBA -. No pudo ser. Rosario Central se quedó sin nada, y todos los matices del triunfo fueron para Talleres: 3-1. Hubo una relajada alegría en Ricardo Gareca, que cambió medio equipo y apostó por los pibes. Y también hubo felicidad en Valdez, Escobar y Pronetto, casi debutante este último, que sumó también para la victoria.

En ellos quedó demostrado que el trance se superó y lejos de ser traumático, abrió esperanzas y alternativas a un técnico hasta entonces bastante preocupado. Era lógico: Talleres había perdido los dos últimos partidos y se incorporaba en sus hinchas el temor por una campaña ordinaria.

Rosario Central llegaba entero; sobre todo en lo anímico. Demostró en su favor, en los primeros minutos, orden y practicidad para llegar a Cuenca. Lo que hacía para crear peligro le demandaba tres o cuatro toques; a Talleres le costaba mucho más.

Llegó el gol de Pizzi, pero Talleres no enloqueció. A pesar de cambiar su esquema original en la última línea (de cuatro defensores), utilizó a Maidana, Franco y Humoller para anular progresivamente a Pizzi y Maceratesi. Resultado: Central fue perdiendo fuerza en la ofensiva hasta volver a tenerla cuando ya era tarde. En ese lapso, los locales fueron encontrando los espacios y dominando el medio campo. Pronetto, Aguilar y Silva hicieron un par de buenas jugadas y el encuentro se equilibró.

Empató Tallares a través de Silva, y respondió mejor con el cotejo igualado. Tuvo más dinámica que Central, contuvo a Ezequiel González lejos de los dos delanteros, y castigó en la red en los momentos justos. Primero Roth y después Escobar liquidaron el partido para el equipo cordobés. Que fue sufrido y por eso festejado; pues Central amenazó con llevarse el empate hasta el último segundo.

La relación DT-plantel

CORDOBA.- "De mi parte, normal. Habría que preguntarles a los jugadores...". Con estas palabras Ricardo Gareca evaluó su relación con el plantel. Sin embargo, se comenta que en la intimidad las relaciones no serían de las mejores.

Por otra parte, la dirigencia de Talleres de Córdoba seguramente castigará con una multa a Rodrigo Astudillo, Nicolás Oliva, Darío Gigena y David Díaz. Los tres primeros no fueron a entrenarse el sábado último. Díaz, en tanto, se negó a jugar un partido de reserva. Frente a Rosario Central, Astudillo y Oliva no actuaron por estar lesionados, en tanto Gigena no lo hizo por bajo rendimiento.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.