TC 2000: victoria de Ponce de León en Viedma

El piloto juninense obtuvo la segunda carrera del año y es puntero del campeonato
(0)
25 de abril de 2004  • 13:52

VIEDMA.- En el mayor de los casos las carreras de autos son impredecibles y en el TC2000 esta situación suele darse seguido; esto fue precisamente lo que sucedió este domingo en la segunda fecha del campeonato disputada en Viedma, donde Gabriel Ponce de León llegó al triunfo luego de haber sufrido complicaciones a lo largo de todo el fin de semana que lo hicieron largar desde el fondo.

Ponce de León ganó y llegó a la cima del campeonato luego de haber partido desde la decimonovena colocación en la Final, realizar una gran remontada y ponerle el broche de oro a su carrera con una maniobra excelente para superar a su compañero de equipo, Diego Aventín, finalmente segundo.

En la primera parte de la carrera el protagonismo fue exclusividad de Esteban Tuero, Lucas Armellini, Diego Aventín y Juan Manuel Silva, quienes se mantenían en esas posiciones y luchaban por la punta de la carrera tras la partida.

Así se desarrolló la competencia hasta que Tuero se retrasó y le dejó su lugar al piloto de San Nicolás y también fue superado por el Pumita , mientras que Juan Manuel Silva debió abandonar por problemas mecánicos cuando marchaba tercero.

Con un Armellini puntero seguido de cerca por Aventín, la carrera era con ambos escapados y en otra cosa con respecto al pelotón que venía detrás liderado por Tuero, quien intentaba contener a Furlán y Ponce de Léon, quien ya había iniciado su espectacular remontada.

En la decimotercera vuelta la carrera tuvo su primer golpe de escena en la punta dado que Armellini perdió rendimiento debido a una merma en su motor y fue superado por Aventín y por el campeón de la categoría.

De esta manera, los hombres del equipo oficial Ford se escaparon adelante tirando juntos y a la vista no tenían rivales, por lo que la decisión del ganador era sólo una cuestión interna del equipo y de los protagonistas.

Ponce le mostraba el auto en varios sectores pero no arriesgaba demasiado para evitar el toque, hasta que en la vigésimotercera vuelta el campeón dejó de lado la cautela y se tiró para pasarlo en la primera curva del trazado y no pudo hacerlo, aunque si lo logró en la tercer variante cuando le metió el auto por adentro y de costado llegó a la punta.

Casi en el mismo momento en que Ponce tomaba el comando de la prueba, Furlán finamente superaba a Tuero y se colocaba tercero con su Mitsubishi para ir a la caza de los líderes del óvalo que ya no viajaban juntos como antes dado que el León había sacado una pequeña luz de diferencia.

Las cosas no cambiarían hasta el final y la victoria quedaría en manos de Ponce de León, seguido por su compañero Aventín, Furlan, Tuero, Okulovich (de gran trabajo con el Peugeot del EF Racing) y el sexto lugar para Armellini que superó varios inconvenientes durante el desarrollo de la Final.

Viedma tuvo su debut oficial con el automovilismo grande, con el renovado TC2000 y fue escenario de una verdadera demostración de Gabriel Ponce de León, que se quedó con la victoria luego de partir decimonoveno y del equipo oficial Ford, que completó un Uno-Dos contundente con el debutante Diego Aventín.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.