Telesuspensión: se podía correr, pero la niebla fuera del circuito lo impidió

La bruma del centro de Shanghai llevó a cancelar una tanda de ensayos de Fórmula 1; incertidumbre por la carrera de mañana
(0)
8 de abril de 2017  

Fuente: LA NACION

SHANGHAI, China.- Pasa en el rally Dakar: los vehículos pueden competir pero los helicópteros no pueden volar, y entonces se cancela el tramo. Ahora la Fórmula 1 sabe de esa situación: los coches y la pista de Shanghai estaban en condiciones para las primeras prácticas del Gran Premio de China, pero la espesa niebla que había fuera del autódromo impedía que se trasladara seguro el helicóptero médico y sobre todo que aterrizara en hospitales y aeropuertos, y por ende, la jornada inicial quedó a medias.

Habían llegado a girar los coches en la tanda inaugural de entrenamientos. No todos, por cierto; quedaron sin salir de los boxes varios importantes: el Mercedes de Lewis Hamilton y los Ferrari de Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen. Y al cabo de apenas 22 minutos de acción, llegó la orden de cancelación de esa sesión. La segunda del día ni siquiera empezó. Y el público chino, siempre ávido de Fórmula 1, se quedó con ganas de más. Sobre todo, cuando nada peligroso ocurría en el autódromo, más allá de algunos despistes leves por asfalto resbaloso.

"La pista estaba en muy buenas condiciones y habríamos podido rodar todo el día sin problemas si no hubieran estado esas nubes. No es bueno para los hinchas que nos siguen por televisión. Y menos para los que están en las tribunas, que pagaron su dinero para venir aquí", se compadeció el inglés Hamilton, que se prestó para fotos y firmó y lanzó gorras a la concurrencia.

Más comprensivo de los organizadores se mostró Vettel. "Es una pena, sobre todo por la gente que vino. Estamos sólo una vez por año en China y los aficionados aquí siempre están encantados. Es amargo, pero es comprensible que se cancele si el helicóptero no puede aterrizar. Si algo va mal, no nos gustaría tener que lamentar algo después", arguyó el alemán, ganador en la apertura del torneo, en Australia.

La Fórmula 1 se debate entre su sensibilización por el accidente de Suzuka 2014 que le costó la vida al francés Jules Bianchi y el cumplimiento de los horarios, que afectan a la televisación mundial. Se teme que el domingo, el día de la segunda carrera del año, el tiempo empeore. Los equipos llegaron a plantear efectuar el sábado la clasificación e inmediatamente la carrera, o bien la suspensión total por el clima. Para semejante modificación se requiere la unanimidad de las escuderías. No la hubo. Y Charlie Whiting, responsable de la seguridad de las competencias, calcula que el viento terminará aminorando la niebla.

Por ahora la prueba, pautada para las 3 del domingo de la Argentina, está en pie. Pero esto es China: todo puede suceder.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.