La Copa AT&T. Aparecen los nuevos favoritos